ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

El antepasado del tapabocas: así era la máscara que usaban en la peste negra

La imagen que inmortalizó una de las pandemias más terribles de la historia de la humanidad es la de un hombre con capa, guantes, botas y sombrero, que porta una máscara en forma de pico de ave. Esta es la historia de ese traje.

En el siglo XIV, cuando el mundo aún estaba en la Edad Media, una misteriosa enfermedad comenzó a atacar a la población. La llamaban la peste negra y sus síntomas eran bastante característicos: fiebre de más de 40 grados, tos con rastros de sangre, sangrado por la nariz y otros orificios, sed aguda y aparición de manchas azules o negras en la piel. En algunos casos incluso se presentaban gangrenas o inflamaciones, que cuando se reventaban supuraban un líquido pestilente. 

La peste apareció en Asia, pero gracias a la Ruta de la Seda, que transportaba las mercancías desde China hacia el resto del mundo, pronto llegó a Génova, Italia, en donde miles de personas se infectaron. De ahí viajó al resto de Europa, en donde causó la muerte de unas 25 millones de personas, casi la tercera parte de la población de la época. 

Como era altamente contagiosa y no se sabía la causa de la enfermedad, los médicos comunitarios que comenzaron a tratar a los pacientes intentaban usar atuendos que les cubrieran todo el cuerpo.  Al inicio, por ejemplo, creían que una de las causas de la peste eran los olores pestilentes que emanaban de muchas calles europeas, así que se inventaron unas máscaras que parecían picos de aves y que rellenaban por dentro de matas aromáticas.

Como también pensaban que la enfermedad se metía por los poros de la piel, se ponían guantes de cuero, lentes de cristal para proteger los ojos, sombreros de ala ancha y un abrigo de cuero que llegaba hasta los tobillos. Aunque los doctores creían que la máscara y el atuendo los protegía de recibir el aliento del infectado, esto no era así y muchos de ellos se contagiaron y murieron. 

El traje sufrió varios cambios, a lo largo de las diferentes pestes que vivió Europa. Se cree que su versión más definitiva, sin embargo, data de Venecia. Tanto, que hoy esa máscara es una de las más características del carnaval. 

A pesar de eso, para muchos simboliza los peores años de la peste. 

Cargando Comentarios...

03

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1986

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall