Tendencias

Home

Salud

Artículo

Aceite de oliva
El aceite de oliva es beneficiosos para el cabello. - Foto: De Agostini via Getty Images

cuidado del cabello

Aceite de oliva: ¿cuáles son sus beneficios para el cabello?

Es un tratamiento reparador para el pelo, tras épocas de mucho secador, planchas y tintes.

Las propiedades del aceite de oliva lo convierten en un buen producto para la salud general del cuerpo. Ayudar a regular los niveles de colesterol y aportar en la absorción de calcio en los huesos, son solo dos de sus beneficios.

De igual forma, protege frente al exceso de ácidos y tiene propiedades antiinflamatorias. Lo anterior sin mencionar sus propiedades para la piel que lo convierten en un aliado perfecto para el ritual de belleza diario, pues brinda un efecto espectacular al aplicarlo directamente sobre la piel.

Desde hace miles de años, el aceite de oliva ha sido usado como cosmético natural debido a que frena el envejecimiento prematuro a la piel, gracias a su acción antioxidante (Vitamina E) que le aporta elasticidad e hidratación y, adicionalmente, repara los tejidos dañados como heridas, cicatrices o marcas.

Pero como si esto fuera poco, también es un ingrediente esencial para el pelo y esto es precisamente lo que ha llevado a que muchas personas lo utilicen como tratamiento reparador tras épocas de mucho secador, planchas y tintes.

Preparar mascarillas caseras que tengan como base el aceite de oliva es puede ser clave para recuperar el cabello maltratado. Además, también funciona como tratamiento hidratante pre-champú aplicándolo tibio en raíces y puntas sobre el cabello seco durante 10 o 20 minutos antes de lavarse el pelo de manera habitual.

Aceite de oliva
El aceite de oliva hidrata el pelo. - Foto: Corbis via Getty Images

Propiedades restauradoras

Una publicación de la Revista Vanity Fair, indica que se trata de un producto que contribuye a fortalecer los folículos pilosos y cuenta con una variedad de propiedades restauradoras del pelo dañado. Una de sus grandes funciones es la hidratación, ya que alivia la sequedad y evita las roturas, pero también se le atribuyen otros muchos beneficios.

Su alto nivel de contenido en Vitamina C favorece la producción del colágeno y la Vitamina A ayuda a regenerar las células del cabello, con lo que es posible evitar las puntas abiertas, ayuda a recuperar el brillo y a fortalecer el pelo.

La marca de productos cosméticos Garnier resumen en 5 las bondades del aceite de oliva en el pelo.

1. Pelo más fuerte y menos quebradizo gracias a la Vitamina E.

2, Estimula el crecimiento del pelo con sus propiedades regenerativas.

3. Evita la caí­da del pelo ayudando a fortalecer el folí­culo capilar.

4. Repara las puntas abiertas y secas dejándolas sanas y brillantes.

5. Hidrata el cabello devolviéndole la humedad y el brillo natural que ha perdido debido a factores externos como el sol, cloro, secador, plancha y frío.

Las mascarillas capilares son clave para lograr un cabello más sano, sedoso y brillante y muchas personas recurren a esta opción para mejorar la apariencia de su pelo.

Sin embargo, según Garnier, se debe tener mucho cuidado al aplicarlo, ya que es altamente hidratante y se podrí­a conseguir el efecto contrario al deseado. Esto lo que indica es que si aplica más del necesario, puede generar exceso de grasa y dejar el pelo con un aspecto sucio y descuidado.

Peinado y cuidado del cabello para hombres con la ayuda de una máquina de tijeras y corte de cabello en la peluquería.
Las mascarillas de aceite de oliva en el pelo tienen varios beneficios. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Según las recomendaciones de la marca Vogue, existen distintas formas de incorporar el aceite de oliva en la rutina de belleza mediante las mascarillas.

Opción de mascarillas

La primera es una mascarilla hidratante en la que se combina la misma cantidad de aceite de oliva virgen y aceite de coco en una mezcla homogénea, con la que se frota todo el cuero cabelludo y el largo del cabello. Se deja actuar durante 30 minutos y posteriormente enjuagar con abundante agua fría.

Una segunda opción es la mascarilla contra el frizz. Se puede aplicar una pequeña cantidad de aceite de oliva sobre las palmas de las manos y masajear el cabello –no las raíces– durante dos minutos. Se deja absorber y en este caso, no se requiere enjuagar.

También se puede usar como acondicionador natural. Para ello tibia media taza de este aceite durante unos 20 segundos. Se debe evitar aplicarlo directamente sobre las raíces ya que, como es una cantidad abundante, puede producir exceso de grasa. El siguiente paso es masajear y aplicar de la mitad del cabello hacia abajo. Finalmente, se recoge y se cubre con un gorro, se deja durante la noche y a la mañana siguiente se lava normal.