Tendencias

Home

Salud

Artículo

Vinagre de manzana: ¿cómo utilizarlo para curar los pies?
Vinagre de manzana: ¿cómo utilizarlo para curar los pies? - Foto: Getty Images

salud

Vinagre de manzana: ¿cómo utilizarlo para curar los pies?

El vinagre de manzana tiene propiedades antifúngicas.

El uso de productos naturales está en boga, bien sea por la creciente concientización de las personas frente a la huella ecológica y el impacto que genera al medioambiente y el planeta en general, por consumir productos que no sean procesados, o por ahorrar unos cuantos pesos a la hora de consentir el cuerpo y cuidar de la salud.

Hay cientos de productos que están en la alacena y que, probablemente, muchos desconocen de las múltiples bondades que ofrecen para el organismo. Un ejemplo de ello es el vinagre, que además de ser usado para diferentes preparaciones en las comidas, también es empleado para limpiar vidrios, pantallas, pisos, e incluso para destapar cañerías.

Son diferentes los tipos de vinagre que se se encuentran en el mercado y cada uno tiene sus propias características. El más común es el vinagre blanco, hay otro que viene concentrado y es el que se utiliza para la limpieza y un tercero que es el vinagre de manzana, el cual puede ser aprovechado para eliminar la caspa, cuidar la piel e incluso para curar los pies.

Frente a este último uso es válido mencionar que el vinagre de manzana tiene propiedades antifúngicas y la capacidad de combatir y evitar la propagación de distintos tipos de bacterias. Por su puesto, de cara a la aparición de un problema de onicomicosis o de pie de atleta, lo más recomendable es consultar con un médico para definir el tratamiento a seguir.

La fórmula

Para llevar a cabo la preparación de este remedio casero solo necesita tres ingredientes: 80 mililitros de vinagre de manzana, 75 gramos de bicarbonato de sodio y un litro de agua mineral. La preparación de esta fórmula es muy sencilla, primero debe poner a calentar el agua mineral hasta que esta se torne tibia o un poco caliente. Debe ser precavido con la temperatura en la que desee retirar el agua del fogón, pues es la temperatura en la que más adelante sumergirá los pies.

Cuando ya esté caliente el agua, debe verterla en un recipiente de plástico en el que esté seguro que quepan los dos pies y posterior a ello, mezclar los 80 mililitros de vinagre. Debe mezclar muy bien estos dos ingredientes, cuando lo hay logrado, sumerja los pies y manténgalos dentro del agua con vinagre durante 15 minutos.

Pasado este tiempo, es hora de sacar los pies y secarlos muy bien, luego debe alistar el bicarbonato de sodio, el cual debe ser aplicado sobre cada una de las uñas de los pies y dejarlo actuar por lo menos 10 minutos. Cuando hay completado este proceso, debe retirar el bicarbonato de sodio y enjuagar muy bien los pies, cerciorándose de que no quede rastro alguno de este elemento.

Esta receta casera es bastante sencilla de hacer y puede ser repetida dos veces por semana. Es importante tener en cuenta que no solo al vinagre de manzana se le atribuyen estas bondades para el cuidado de los pies, pues el bicarbonato de sodio también funciona como antimicótico y antiséptico, ayudando en este propósito.

La doctora en química de la University College of Dublin, Laura González Islas, en diálogo con Vogue, explicó que el bicarbonato también sirve como un exfoliante facial y corporal. Al combinar de dos a siete cucharadas de bicarbonato con agua y frotar la mezcla en el rostro, codos, rodillas o pies, con movimientos circulares, para luego retirar la mezcla con agua fría, ayuda a eliminar las células muertas de la piel, destacó la experta.