Aeropuerto El Dorado
Una nueva polémica envuelve al aeropuerto Internacional El Dorado de Bogotá. Esta vez, usuarios en redes sociales denuncian los altos precios que se manejan en las tiendas o negocios que allí operan. - Foto: Aeropuerto El Dorado

actualidad

Indignante: esto es lo que cuesta una bolsa de Chocoramos pequeños en el aeropuerto El Dorado

Un usuario en Twitter puso en evidencia los altos precios que se manejan en la terminal aérea, en especial para este tipo de pasabocas.

Comprar o consumir algo en el aeropuerto internacional El Dorado se ha convertido en un verdadero dilema para quienes se movilizan por la principal terminal aérea del país. La cuestión no es por la calidad, sino por los altos precios que manejan las tiendas o negocios que allí operan.

Una evidencia más de esta situación la expuso un usuario en la red social Twitter, quien denunció el valor que le tocó pagar por querer darse un pequeño gusto. Expresa el ciudadano, identificado como Ignacio Mantilla Prada, que se llevó “tremenda sorpresa” al verificar cuánto le salía la compra de una pequeña bolsa de Chocorramo, a la cual solo le faltaba menos de un centavo para los $50.000.

La indignación de usuario generó opiniones dividas entre los internautas que reaccionaron a su post. Algunos compartían su denuncia, asegurando que los precios son “exagerados” y que se requiere por parte de la autoridad competente que establezca una regulación al respecto. Sin embargo, otros ciudadanos, por el contrario, señalaron que la venta del producto en la terminal aérea no le apunta a que este sea consumido por un colombiano, sino más bien, por quienes visitan al país y que tienen “un mejor poder adquisitivo”.

“A ver... El target no es el colombiano, a quien le es mucho más difícil conseguir $50.000, que al verdadero target (extranjeros), para quienes US$10 no significan demasiado. Haga show cuando vea esa bolsa a $50.000 en Cafam, lo cual no está lejano en esta dictadura”, replicó el usuario Nelson R Gómez, a través de su cuenta @NelsonRGomez.

Otros ciudadanos intentaron explicar el porqué de los precios de los bienes y productos que se ofertan en la terminal aérea; asociando el valor a que este “es proporcional con los altos costos de arrendamiento/servicios que deben pagar al operador del aeropuerto, motivo por el cual el operador no entrará a regular nada de eso, pues tendría que asumir pérdidas”, según manifestó el usuario, identificado como Juan Camilo Marrugo, a través de su cuenta @HerrJuancho.

Este mismo planteamiento lo comparte el usuario de la cuenta @hencogo, quien manifiesta que “hay que profundizar en el problema, tal vez el origen sea en el alto valor de arrendamiento que no les permite a las personas tener rentabilidad a menos que se tengan precios desorbitados, algo similar a los centros comerciales. Todo debería ser duty-free”.

Lo cierto con esta denuncia es que los precios que se manejan en el aeropuerto internacional El Dorado superan el precio sugerido en los almacenes y supermercados del país, donde este mismo producto, con sus dimensiones y peso, puede tener un costo aproximado de hasta $14.600, según se aprecia en la página web de Exito.com.

Y cuando la polémica se pensaba que se quedaba solo en este artículo, el usuario publicó otro post relacionado con un tarro de cocadas y que también se comercializa en uno de los locales que funcionan al interior de la terminal aérea. Al respecto, el denunciante expresó: “Imposible satisfacer un antojo de última hora. Este es el precio de las tradicionales cocaditas $70.000″.

Esta denuncia dio pie para que otros ciudadanos que se han movilizado por el aeropuerto internacional El Dorado expusieran sus inconformidades en torno al tema, sumando evidencias frente a los altos precios de los productos que se venden en el lugar. Algunos expresaron que un paquete de papas fritas les costó alrededor de $43.000, mientras que por consumir una botella de agua personal tuvieron que pagar más de $10.000.

La solución que plantean los ciudadanos que reaccionaron en torno al tema es no dejar los antojos de última hora, sino que, por “salud financiera”, compren este tipo de artículos antes de llegar a la terminal aérea.