actualidad

Jamming Festival: ¿por qué tendrían hasta 2023 para devolver el dinero y cómo solicitarlo?

No se descarta la posibilidad de que el desembolso de las boletas pueda aplazarse, según estime la normativa.


Hace una semana se apagaron las luces y emociones de las cientos de personas que iban a asistir al evento del Jamming Festival, uno de los más esperados por los fanáticos de la música reggae y otros estilos musicales que empezaría el pasado sábado 19 de marzo y terminaría el lunes 21. Sin embargo, el viernes 18 se anunció que se canceló el evento.

Desde ese momento, las inconformidades, la polémica y las denuncias por parte de quienes serían los asistentes empezaron a relucir por cualquier lugar. De hecho, varias personas hasta pidieron préstamos para mejorar su economía en el Jamming.

Sea cual sea el caso, muchos de los que tenían sus boletas se quedaron con las esperanzas por el piso y por ello empezaron a solicitar información del reembolso de las entradas.

Se supo que Buena Vibra, la empresa organizadora, sí realizaría el reembolso de la boletería, pero dejó un vacío e incertidumbre al no decir el momento exacto.

Por otro lado, desde el aspecto legal, Víctor Manuel Rodríguez, director de Arte del Ministerio de Cultura, había dado a conocer en Blu Radio que existe el decreto 818 del 2020, el cual fue creado para dar un alivio a los empresarios debido a la crisis económica causada por la pandemia de la covid-19. En virtud de este, los organizadores podrían adherirse a la norma.

En efecto, según la normatividad vigente, y estimando que la emergencia sanitaria por coronavirus sigue siendo una variable de atención oportuna en todo el territorio nacional, teniendo como base la fecha que da término a dicho decreto, la consideración está dada hasta el 30 de abril de 2023, día en el que se daría por finalizada la emergencia sanitaria. Cabe señalar que si la emergencia continúa, posiblemente el desembolso de las boletas podría aplazarse.

Muchos de los asistentes, que ya tenían hospedaje, transporte y comida, siguen a la expectativa de saber si el Jamming tendrá un nuevo encuentro o, por el contrario, se trataría del fin de uno de los espacios culturales y musicales que reunía a cientos de personas en el clima cálido del país.

El pasado 16 de marzo, los organizadores del festival habían compartido un comunicado en el que daban el “parte de tranquilidad” a todos los asistentes asegurando que el evento seguía en pie, por lo que no se esperaba que luego de esto se diera a conocer la cancelación del evento.

De hecho, los organizadores habían mencionado que la organización del Jamming Festival estaba “trabajando arduamente en el montaje y la producción necesaria para el desarrollo del festival programado para el sábado 19, domingo 20 y lunes festivo 21 de marzo”, pero todo se vio truncado.

Conjuntamente, habían agregado que “el Jamming Festival cuenta con el apoyo de la Gobernación del Tolima, la Alcaldía de Ibagué, el Ejército, la Policía Nacional, los organismos de socorro, Cruz Roja, Defensa Civil y Bomberos, quienes hacen el despliegue necesario para garantizar la seguridad de todos los artistas, productores y asistentes”.

Antes de que saliera el comunicado oficial del festival y su respectiva cancelación, en redes sociales ya estaba circulando información no confidencial y verificable que indicaba la posibilidad de que el Jamming no se realizaría, pero, para ello, los organizadores del evento musical habían dicho que estos sujetos solo buscaban “frenar el buen curso del festival”.

Sin embargo, resultó siendo cierto lo de la cancelación y ahora muchos de los que iban a asistir piden el desembolso de sus boletas a través del correo info@jammingfestival.com.co, enviando los siguientes datos: nombre completo, documento de identidad, ciudad, teléfono, foto de la boleta, valor y método de pago usado para la compra, según Buena Vibra.

Por otro lado, si la persona no desea el dinero, está la opción de cambiar las boletas para cualquier evento de carácter privado de Buena Vibra. El plazo máximo para informar sobre la alternativa que más le convence al poseedor de las boletas será el próximo miércoles 30 de marzo de 2022.

Luego, “las personas recibirán respuesta sobre el proceso, términos y condiciones que deben tener en cuenta para su caso”, dice un comunicado del festival.