Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/8/1999 12:00:00 AM

MERECE CONDENACION ENERGICA

MERECE CONDENACION ENERGICA MERECE CONDENACION ENERGICA
En ejercicio derechos legales, atentamente solicítoles publicar siguiente rectificación a
crónica sobre asesinato Jesús Antonio Bejarano, publicada en edición #907 de SEMANA presente mes.
Afirmé que acordamos diversas personas reunidas en varias oportunidades en Santa Fe de Bogotá,
jerarquizados por el ex presidente Víctor Mosquera Chaux, plantearles a los comandantes de las Fuerzas
Militares (Camilo Zúñiga Chaparro) lo cual se hizo, el deber que tenían de reclamar a Ernesto Samper por
su manifiesta condición de convicto, renunciara y se retirara de la jefatura del Estado. No he afirmado, ni
tampoco lo había publicado SEMANA, porque no sucedió, que dentro de las referidas reuniones se habló de
una junta cívico-militar, ni que al mismo tiempo, se llegó a diseñar una "lista del posible gabinete". Tampoco
afirmé, ni había sido publicado como manifestación de Hugo Mantilla, que se considerara el nombramiento
para el cargo de ministro de Defensa, de Jesús Antonio Bejarano. El asesinato de Bejarano merece
condenación enérgica y es urgente sea esclarecido. Por desgracia, últimamente (de 1995 a nuestros días)
se asesina en Colombia y las investigaciones no llegan, sobre todo a los autores intelectuales. Así sucedió en
el caso de Alvaro Gómez Hurtado, clásico crimen de Estado, que ha merecido mis protestas y denuncios.
Actualmente hay en marcha una maniobra para dificultar más las investigaciones y en ella, es parte central el
propósito que anima plumas como la de Plinio Apuleyo. Ojalá la revista SEMANA siga de gran dinamizador
de la justicia. Hugo Mantilla, Academia Bolivariana (presidente en el exilio) Lausana, Suiza

EDICIÓN 0

PORTADA

Las 100 empresas más grandes de Colombia (…y las 900 siguientes)

En un año de altibajos en la política y la economía, el petróleo fue el gran impulsor de los resultados empresariales. El país volvió por la senda del crecimiento, aunque este todavía luce débil. Por eso se requieren señales claras que consoliden los resultados.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1934

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.