ciclismo

Giro de Italia 2022 | La carrera de Gaviria no terminó: hubo ataque sorpresa en la etapa 19

El velocista colombiano se prendió a la fuga este viernes 27 de mayo, impresionando a todos sus fans.


Fernando Gaviria vive los últimos kilómetros del Giro de Italia 2022 con la gran decepción de no lograr el objetivo por el que fue inscrito en la nómina del UAE Team Emirates. Este jueves 27 de mayo tuvo la última oportunidad de hacerlo, sin embargo, la fuga triunfó con Dries de Bondt (Alpecin-Fenix) y ninguno de los velocistas alcanzó a llegar en el grupo de cabeza.

“Quedamos aburridos porque nos vamos con las manos vacías de este Giro cuando contamos con buenas piernas y buenas oportunidades, pero así es el ciclismo, nos tocó quedarnos sin etapa”, aseguró el colombiano en zona mixta para Semana en la Ruta.

La estrategia se cumplió a cabalidad, pero no contaban con que ese grupo de cuatro escapados se mantuviera tan fuerte. “A pesar de las adversidades del equipo, hoy cambiamos toda la mentalidad. Era una escapada fuerte que teníamos al principio controlada, pero al final se nos salió de las manos”, explicó el Misil, que lamentó el retiro de su compañero João Almeida a raíz de la covid-19.

Su carrera no terminó

Por fortuna, Gaviria confirmó que se encuentra con las piernas para llegar al final de la carrera que terminará este domingo 29 de mayo en Verona. Aunque es prácticamente imposible buscar la posibilidad de alguna etapa, este viernes 27 sorprendió a propios y extraños metiéndose en la fuga y mostrando que todavía le queda gasolina.

A 172 kilómetros del final, la tranquilidad del grupo se rompió gracias a un par de ataques del Jumbo-Visma, interesado en que el neerlandés Koen Bouwman sentencia definitivamente el título de la maglia azzurra que premia al rey de la montaña en el Giro. A 160 kilómetros ya estaba consolidado un lote de doce ciclistas en el que se encontraba cerrando el colombiano Fernando Gaviria.

¿Cuál era el objetivo del UAE con el antioqueño? Principalmente, mover la carrera y mostrarse, pues ya tienen muy poco que hacer tras el retiro de Almeida, quien era el único candidato a entrar en la lucha por el podio de la clasificación general.

En lo personal, el de La Ceja quería ganar los puntos del esprint intermedio y superar a Mark Cavendish (Quickstep) en la segunda casilla de la disputa por los puntos, en la que Arnaud Démare (Groupama-FDJ) ha sido intocable.

Gaviria pasó primero, como era de esperarse, y se llevó las 12 unidades para llegar a un total de 136 puntos, ubicándose como escolta del francés que, gracias a sus tres victorias de etapa en esta edición, ya respira tranquilo con 254.

Cabe recordar que desde un inicio el colombiano mencionó que su objetivo era la maglia ciclamino. La mala suerte a la hora de disputar los embalajes le impidieron prolongar esa lucha con Démare. Lo más curioso es que siempre se mostró con las piernas para ir por todo e incluso estuvo ayudando a sus compañeros a ubicarse en la parte frontal del pelotón en varias etapas.

Gaviria tampoco le tiene miedo a escalar, otro factor que lo pone por encima de sus principales rivales en la velocidad. El principal problema fue la planificación de los esprints y, sobre todo, las decisiones tomadas en cuestión de segundos cuando la victoria estaba en juego.

De todas formas, Matxín, su director de equipo, sigue considerando que es “el mejor velocista del mundo”, por tanto, se espera que tenga más oportunidades pronto en las grandes carreras. Maxi Richeze, que termina contrato después de este Giro, dará un paso al costado y Fernando tendrá que buscar un nuevo lanzador con el que se entienda tan bien como lo hizo con el argentino vistiendo los colores del Quickstep y el UAE.