giro de italia 2022

Fernando Gaviria no pudo quitarse el mal sabor de una victoria que se encontró en el Giro del 2019

En ese año, el corredor del UAE Team recibió el primer lugar de la etapa 3 luego de que los comisarios de carrera descalificaran a Elia Viviani.


Fernando Gaviria no pudo ampliar su palmarés en el Giro de Italia. El corredor del UAE Team Emirates lo intentó en las diferentes etapas con finales al esprint, pero siempre se vio superado por sus rivales o por la falta de fuerza en sus piernas, como le sucedió en la etapa 13, entre Sanremo y Cuneo, lo cual le impidió sacarse ese mal sabor que trae desde 2019.

El colombiano llegó a esta edición de la corsa rosa con la intención de seguir sumando victorias en esta Gran Vuelta y, de esta manera, dejar atrás esa victoria que la organización le concedió en la etapa 3, entre Vinci y Orbetello, cuando descalificó a Elia Viviani, ganador de aquella jornada, por una infracción contra un rival. Sin embargo, esta nunca llegó en 2022.

Aquel día, en los metros finales, los directores de la carrera, decidieron castigar una maniobra del corredor italiano, quien cerró a su compatriota Matteo Moschetti, lo cual fue visto como una invasión del carril y por lo que su línea de carrera fue alterada por Viviani.

Si bien los comisarios hicieron respetar el reglamento de la carrera, Gaviria no se mostró nada contento con la decisión que tomaron y la forma como ganó. Sin embargo, el colombiano tuvo que seguir todos los protocolos del ganador de etapa, recibir los premios, bajar y dar las declaraciones respectivas.

“Él merecía la victoria y es el ganador del día. Vi el video y creo que no hay nada. Es difícil controlar quién viene desde atrás. Creo que Elia, simplemente, se cuidó”, sentenció Gaviria al cierre de la jornada.

Esta victoria de 2019, le permitió al ciclista del UAE Team Emirates sumar su quinta victoria en sus diferentes participaciones en el Giro de Italia, una que carga sobre sus hombros, pero con la que no se siente satisfecho, razón por la que también estaba ansioso de poder celebrar en 2022 en la corsa rosa, para dejar atrás ese sin sabor y volver a probar el dulce sabor de pararse en el cajón más alto del podio por haber sido el mejor de todos los embaladores.

Ahora que tan solo quedan tres etapas de la edición 105 del Giro de Italia, dos de alta montaña y una contrarreloj, a Gaviria lo único que le queda es concentrarse en cerrar de la mejor manera esta competencia y planificar lo que será el resto de la temporada, porque no cabe duda que cuando llegue 2023, uno de los ciclistas más ganadores de etapas del país en el World Tour, volverá con más fuerzas a la corsa rosa para seguir buscando esa victoria que se le sigue haciendo esquiva.

Gaviria tiene muy buenos recuerdos en esta competencia. El ciclista antioqueño tuvo un debut de ensueño en el Giro de Italia en 2017, cuando corría para el Quick-Step, ya que fue un año en el que consiguió sumar cuatro triunfos, vestirse con la maglia ciclamino y hasta tener el honor de ponerse la maglia rosa como líder de la general, la cual en la edición 105 mantiene el ecuatoriano Richard Carapaz del Ineos.

Estas son las victorias de etapa de Gaviria en la ronda itálica:

2017 – etapa 3: Tortoli – Cagliari

2017 – etapa 5: Pedara – Mesina

2017 – etapa 12: Forli – Reggio Emilia

2017 – etapa 13: Reggio Emilia – Tortona

2019 – etapa 3: Vinci – Orbetello.