medio ambiente

Guía práctica para reciclar en casa

Reciclar dejó de ser una opción para convertirse en un hábito que debe ser seguido por toda la sociedad y en todo momento. En FP le contamos las recomendaciones para tener un hogar consciente del cuidado del medio ambiente.


Cerca del 80% de los residuos que se producen a diario en un hogar son aprovechables. En promedio, se calcula que cada persona genera alrededor de un kilo de residuos al día, en actividades cotidianas como cocinar, limpiar o practicar sus rituales de aseo personal.

El 80% o más de dichos residuos es aprovechable; es decir, puede reincorporarse en nuevos procesos productivos para transformarse en nuevos productos, y evitar terminar en rellenos sanitarios o contaminando los ecosistemas. Lo importante es diferenciar cuáles son los materiales aprovechables o reciclables, y separarlos y disponerlos correctamente para que los recicladores se encarguen de ellos.

• Residuo sólido aprovechable
Cualquier material, objeto, sustancia o elemento sólido que no tiene valor de uso directo o indirecto para quien lo genere, pero que es susceptible de incorporación en un proceso productivo.

• Residuo sólido no aprovechable
Todo material o sustancia sólida o semisólida de origen orgánico o inorgánico que no ofrece ninguna posibilidad de aprovechamiento, reutilización o reincorporación a un proceso productivo. Estos residuos no tienen valor comercial y deben entregarse al operador de aseo para su disposición final.

Tres pasos básicos
1. Separar los residuos reciclables de los ordinarios
2. Limpiar los residuos reciclables
3. Secar los residuos
Es importante contar con dos tipos de contenedores y bolsas: azul para lo aprovechable, verde u otro color para lo que no. Para su aprovechamiento, es necesario que los residuos aprovechables estén completamente limpios, por lo cual es aconsejable lavarlos con agua y secarlos antes de disponerlos en bolsas. Con la separación se evita que se contaminen con otros materiales, como grasas. Al mezclar residuos aprovechables con restos de comida, baño o barrido, se contaminan y se imposibilita su reincorporación en la industria.

El precio de comprar ropa barata: ¿quién paga realmente la cuenta?

4 consejos para evitar el daño que causa el consumo de la "moda rápida"

¿Cuáles son los materiales aprovechables?
Todos los productos elaborados con: plástico, vidrio, metales y aluminios, todo tipo de papel y
cartón.
Es falso que los plásticos no sean aprovechables si han entrado en contacto con alimentos. Todos
los plásticos son reciclables, solo se requiere limpiarlos, enjuagarlos y secarlos. Así mismo sucede
con los metales y, por ejemplo, las latas que contienen alimentos.

Envases

Así mismo, no es necesario contar con altos volúmenes de papel y cartón para reciclarlos. Se pueden disponer incluso los tubos de cartón de papeles higiénicos y de cocina; también, las cajas de cereal, electrodomésticos y productos de belleza. Solo se deben desarmar y plegar.

Plástico
• Bolsas de todos los tamaños y colores
• Envases de bebidas como agua, jugos y gaseosas
• Frascos de productos de limpieza y aseo personal
• Juguetes
• Empaques de alimentos como platos, contenedores y vasos.

Metal
• Latas de productos como atún, lechera, salchichas, verduras, salsa, etc.
• Latas de cerveza y gaseosa
• Pedazos de hierro y cableado
• Ollas o sartenes
• Llaves
Vidrio
• Envases de gaseosa, cerveza y licores
• Vasos, copas sin quebrar
• Frascos de todos los tamaños y colores
• Platos y porcelana sin quebrar
Papel y cartón
• Tubos de cartón del papel higiénico y el de cocina
• Caja de cereales
• Caja de medicamentos
• Periódicos y revistas
• Directorios y libros
• Fotocopias, facturas, hojas de bloc.

¿Por qué las organizaciones deberían apostar más por la sostenibilidad?

Pico y placa en Bogotá vuelve a su horario normal