Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/1/2018 12:00:00 AM

El balompié, un deporte de valores

Conozca la forma en la que la Fundación Bancolombia trabaja para que el fútbol sea un impulsor de valores humanos en el país.

El balompié, un deporte de valores ‘Fútbol para la convivencia’ es una iniciativa de la Fundación Bancolombia. Foto: iStock

"Este proyecto cambió mi vida y con él doy un paso adelante para construir mi futuro”, dice Daniela Ospino. “Me gusta compartir con mis amigos en este calor tan bacano, y más con este uniforme”, confiesa Carlos Benítez. Estos dos niños de Buenaventura dan cuenta del trabajo que hace la Fundación Bancolombia en todo el país. Daniela y Carlos hacen parte del programa ‘Golazo’ de la Fundación Carvajal, respaldado por esta entidad financiera.

En sus 50 años de historia, la fundación ha trabajado con un solo fin: solucionar algunos de los problemas complejos de la sociedad. Franco Piza, director corporativo de Sostenibilidad en Bancolombia, asegura que Golazo es tan solo un ejemplo de la labor que realizan. “Nosotros apostamos por proyectos que tengan una base real, en este caso es el fútbol, que sirve como herramienta para un ejercicio de reconciliación”, explica.

Durante los últimos 15 años la fundación ha generado diversas formas de ayuda. A finales de la década pasada se ideó un plan para fortalecer los conocimientos de los estudiantes de primaria y secundaria en temas financieros. La tarea fue un éxito, de hecho, se capacitan 300.000 personas cada año en este tema. En 2011 se creó una nueva estrategia sustentada en cuatro líneas de acción: primera infancia, educación, emprendimiento y convivencia.

Con el programa ‘Las letras van por Colombia’, se acompaña a las instituciones educativas en campos como la lectura y la escritura, se hace entrega de libros y cartillas para fortalecer las capacidades de los chicos, y al final se mide lo que aprendieron. Por su parte, ‘Sueños de paz’, una iniciativa de educación universitaria, cuenta con 1.100 becarios en 15 instituciones certificadas de alta calidad, en diferentes ciudades del país.

Pero la fundación tiene claro que no basta con transferir conocimiento porque de nada sirven los profesionales si no tienen trabajo. Por eso en su estrategia hay un énfasis hacia el emprendimiento. Cada año, en promedio, benefician a 250 emprendedores, y generan más opciones de empleo en el país. ‘Impactamos’ es un programa que hoy apoya a jóvenes de Colombia, El Salvador y Panamá. Estos resuelven problemas sociales con modelos de negocio que son rentables. Asesorías, conocimiento y conexiones aceleran la proyección empresarial de esas ideas. Con sus temas consolidados, la fundación ha redefinido su estrategia, la cual estará enfocada en los próximos años en el reto de generar emprendimientos exitosos en las áreas rurales a través de modelos incluyentes de mercado.

La igualdad

De los cerca de 18.500 millones de pesos invertidos en 2016 que beneficiaron a 131.598 colombianos, el programa de convivencia llegó a 4.960 jóvenes con excelentes resultados. En esta línea la premisa es sencilla y certera: el deporte es la herramienta esencial para fomentar los valores.

Bancolombia decidió apoyar oficialmente a la Selección Colombia en 2015 porque ve en el fútbol un símbolo de unión del país, del que tomó los valores más representativos que los colombianos asocian con el balompié. Como afirma Piza “no se trata solo de figurar como patrocinador del equipo nacional, se trata de ser un generador de cambios sociales en el país”.

‘Fútbol para la convivencia’ nació con esa misión: la resolución de conflictos a nivel familiar y social. La fundación comenzó a sumar aliados como Carvajal que venían consolidando la Red Fútbol y Paz con trabajos en Soacha, Corinto (Cauca) y Barranquilla, entre otros.

Otro actor en este escenario son los cerca de 500 habitantes del Islote de Santa Cruz. “Vimos en ellos la cercanía, la calidez y la generosidad que para nosotros cuentan como valores corporativos”, sostiene Franco Piza. La idea no era llegar solo como una marca, sino como una entidad que entendía las necesidades del lugar. Un estudio de caracterización les permitió llegar a las madres comunitarias y a los jóvenes del Islote. Hoy cuentan con cuatro becarios en la Universidad de Cartagena y apoyan el programa ‘Salvadores del arrecife’ en el que se destacan la gestión de residuos y los emprendimientos relacionados con el ecoturismo. La tarea de la Fundación Bancolombia, tan interesada en el deporte y el fútbol como generadores de valores, ha dado positivos resultados, y es apenas obvio que los dé, porque, como dice Piza, así se imparte una formación basada en “el cuidado del entorno, el rechazo a la discriminación y a la violencia, y la importancia de la igualdad”.

Esa sí que es una gran jugada.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Así fue la liberación de Melisa en la Sierra Nevada

    Así fue la liberación de Melisa en la Sierra Nevada

    close
  • Por qué da guayabo

    Por qué da guayabo

    close
  • “Mi mayor sueño es tener un hijo”: Claudia López

    “Mi mayor sueño es tener un hijo”: Claudia López

    close
  • "Colombia está en un momento de desesperanza", Sergio Fajaro

    "Colombia está en un momento de desesperanza", Sergio Fajaro

    close
  • ¿Y entonces qué hago con mi plata en 2019?

    ¿Y entonces qué hago con mi plata en 2019?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1911

PORTADA

La mala hora del Grupo Aval

El grupo económico más grande del país enfrenta uno de sus momentos más difíciles por cuenta de actuaciones de la justicia colombiana y de Estados Unidos. Las consecuencias pueden ir más allá de los intereses del banquero.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1911

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.