Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/1/2018 12:00:00 AM

La Selección Colombia y sus promesas juveniles

El futuro de la selección está en promesas juveniles como Kevin Balanta, Luis Díaz, Juan Camilo Hernández y Eduard Atuesta, entre otros.

La Selección Colombia y sus promesas juveniles A la derecha está Kevin Balanta, el volante de 20 años que quedó campeón con el Cali en 2015. Foto: uis Ramírez / Getty Images

Para conformar esta lista de futuros debutantes en la Selección Colombia tuve en cuenta tres requisitos. Tener como máximo 21 años. Haber emergido del anonimato con rabia y con ruido. Y contar con vasta experiencia en ligas de primera división. Es muy probable que varios de los siguientes nombres releven en la selección a los nacidos en los años ochenta y acompañen a los abanderados de la primera mitad de los noventa, como James Rodríguez. Conozcamos los porqués.

A juzgar por los indicios del presente, la primera convocatoria del volante Juan Camilo Hernández es inminente a pesar de haber nacido en 1999. Ni el mismo James Rodríguez había jugado tantos partidos profesionales a los 18 años como este pereirano desde su debut en 2015. James llevaba 62 juegos a esa edad al término de 2009, mientras que Juan Camilo ya suma más de 90 encuentros por los que ha generado el interés de los cazatalentos del Barcelona.

La comparación no sirve para concluir quién va a ser mejor, sino para enaltecer los méritos de Hernández a pesar de la inexperiencia. Si lo llaman, incluso podría complementarse con James, precisamente porque ambos jugadores parecen pertenecer a una misma estirpe. No toleran la derrota, tienen descaro y disciplina, destacan al pegar de media distancia y en el juego colectivo.

Además, desde siempre jugaron como veteranos. A Juan Camilo lo apodaron ‘Cucho’ cuando era muy niño no solo por compararlo con el argentino ‘Cuchu’ Cambiasso. También por su ceño fruncido, la frente en alto y la actitud de líder. Por eso a los 17 años lo nombraron capitán del Deportivo Pereira, el equipo de su ciudad natal. Por eso emigró a Europa con 18 años y en sus primeros 14 partidos con el Huelva de la segunda división de España, marcó nueve goles.

Hay juveniles que prometen por sus maneras de jugar, otros por dar pasos adelantados en sus carreras. El caso de Cucho Hernández califica por ambas circunstancias. Y, respetando proporciones, coincide con las historias de los volantes Nicolás Benedetti y Eduard Atuesta, y del defensor Carlos Cuesta. Ninguno de los tres supera los 20 años de edad, ya han integrado selecciones juveniles de Colombia, cuentan con rodaje en la Liga Águila y han ganado títulos en sus respectivos clubes.

Benedetti se caracteriza por el cambio de ritmo, la elegancia, la inteligencia espacial, el tesón, la técnica exquisita que aprendió en la escuela Sarmiento Lora y en las menores del Deportivo Cali. A los 6 años descartó el ciclismo cuando se cayó en su bicicleta al pasar por alto un ‘policía’ acostado. El fútbol, sin embargo, ganó una estrella en potencia.

Algunos le dicen el Poeta porque su apellido coincide con el del escritor uruguayo (Mario Benedetti) y también porque las ideas que confabulan sus pies y su cabeza desafían lo establecido con solemne rebeldía. El estilo de juego de Eduard Atuesta también trasciende. En sus partidos con Independiente Medellín, el volante santandereano deja entrever las formas absorbidas de su ídolo Toni Kroos. Al menos en claridad de pases, técnica y elegancia.

Juega con la frente en alto, escalona a los volantes de marca sin miedo a ensuciarse, saca el balón limpio de su área. Es el perfecto gregario de los volantes creativos y el amigo de todos. Lo fue de Cucho Hernández, Éver Valencia (jugador de la liga de Polonia también con proyección) y de Luis Díaz (recomendado por el Pibe Valderrama para llegar al Junior de Barranquilla) durante el Sudamericano Sub-20 de 2017 donde Atuesta capitaneó la Selección Colombia juvenil.

De ese equipo dirigido por Piscis Restrepo también sobresalió el antioqueño Carlos Cuesta, un defensor central rápido, prudente, seguro saliendo con el balón, capaz de oficiar como volante de marca, con rodaje en copas Libertadores y Sudamericana. A los 18 años puede presumir de haber jugado más de 40 partidos con Atlético Nacional. Estamos hablando de un potencial compañero de Dávinson Sánchez y Yerry Mina en la zaga defensiva de la Selección Colombia.

También hay que tener entre ojos para el futuro a juveniles como el delantero Alfredo Morelos, nacido en 1996, protagonista con el Rangers de Escocia; al volante de 20 años Kevin Balanta, campeón con Deportivo Cali en 2015; al arquero de 21 años Iván Mauricio Arboleda, quien ha atajado en algunos partidos de primera división con Banfield de Argentina; y a Sebastián Villa, incansable volante ofensivo del Deportes Tolima, nacido en 1996.

*Periodista. 

EDICIÓN 1911

PORTADA

La mala hora del Grupo Aval

El grupo económico más grande del país enfrenta uno de sus momentos más difíciles por cuenta de actuaciones de la justicia colombiana y de Estados Unidos. Las consecuencias pueden ir más allá de los intereses del banquero.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1911

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.