Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 8/6/2018 12:00:00 AM

El olor de la guayaba de Moniquirá

Dicen que los primeros habitantes de la antigua provincia de Vélez, donde hoy se ubica este municipio, inventaron el bocadillo veleño. Este y el ecoturismo son buenas razones para visitar la ciudad.

el olor de la guayaba de moniquira Es la región ideal para el ecoturismo. Las montañas moniquireñas resguardan más de 15 cascadas y senderos naturales. Foto: Mario Pedraza

Verde, blanco y guayaba son los colores de la bandera de Moniquirá, que representan los valles fértiles, la nobleza de su gente y la abundancia de este tradicional fruto. Hoy, la ciudad dulce de Colombia todavía es una viva estampa de su símbolo municipal. Adaptar y promocionar esos atributos es la labor que realizan el alcalde Ancisar Parra Ávila y su gabinete. Desde 2016, el director del Instituto para la Cultura, el Turismo, el Deporte y la Recreación de Moniquirá (Icutuder) Yesid Urazán Vargas y su equipo de trabajo establecen para el cuatrienio la reactivación del turismo moniquireño con el fin de potenciar este sector, hacerlo especializado, viable y sostenible en el tiempo. El municipio cuenta con la infraestructura para recibir a los viajeros: “Para atender muy bien a los visitantes contamos con 25 hoteles certificados y varias opciones de restaurantes de comida tradicional”, destaca Parra Ávila.

Moniquirá es privilegiada por su temperatura que oscila entre los 20 y los 24 grados celsius, y es la zona caliente más cercana a Tunja. Está a tres horas de Bogotá y es cabecera de la provincia de Ricaurte. Más conocida como la ciudad dulce de Colombia y el portal del turismo en Boyacá –por sus manjares derivados de la caña de azúcar, el café, la mora y la guayaba–, comparte con otros municipios la denominación de origen del bocadillo veleño. Sin embargo, dicen que los primeros habitantes de la antigua provincia de Vélez, donde se encuentra Moniquirá, fueron quienes inventaron ese producto, que siempre se asocia con la ciudad santandereana, porque de ahí obtuvo su nombre. Hoy, junto con la panela y el café, los bocadillos inspiran tours a diversas fincas que les permiten a los turistas conocer su proceso de elaboración. Moniquirá cuenta con varias haciendas cafeteras y trapiches que pueden ser visitados, algunos de estos productos han sido exportados a Corea y Suiza. Porque cabe recordar que Moniquirá es el principal productor de café y caña de azúcar de Boyacá.

La región es ideal para el ecoturismo, las montañas moniquireñas resguardan más de 15 cascadas y senderos naturales. En la cascada Salto del Zorro los visitantes hacen rapel (descenso en piedras verticales), caminan entre los arbustos y se bañan en un pozo de agua cristalina. En la del Cajón, que está a menos de un kilómetro del casco urbano, se practica el torrentismo (igual que el rapel, pero con agua), tiene una altura de 76 metros y un buen caudal. Y caminar por el río, mientras se aprecia el paisaje en la quebrada La Sicha, es un buen plan dominguero. Así mismo, cada agosto se lleva a cabo la Travesía de las Cascadas, un evento para que los aficionados al ciclomontañismo puedan disfrutar la riqueza natural de la zona.

Uno de los objetivos del plan de desarrollo 2016 – 2019 es rescatar el potencial turístico de Moniquirá; por eso, el Icutuder, junto con los prestadores de servicios y comunidad receptora se han organizado para cumplir esta meta. Además, creó el Consejo Local de Turismo, el Punto de Información Turístico (PIT) y desarrolló la Formulación de la Política de Turismo del municipio para mejorar la atención a sus visitantes.

EDICIÓN 1962

PORTADA

Duque en su laberinto

La situación para el presidente no es fácil. Puede que después de las protestas de este año consiga la paz política con los partidos. Pero llegar a la paz social con los del paro resultará mucho más difícil.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1962

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.