servicios públicos

Cartagena tendrá el agua potable que necesita en el futuro

La nueva y moderna planta de tratamiento que está construyendo Aguas de Cartagena tiene capacidad para tratar 52.000 metros cúbicos diarios y operará desde noviembre de este año.


Cada vez se construyen más viviendas en Cartagena, las casas se transforman en edificios en un abrir y cerrar de ojos, y abundan los proyectos residenciales de gran densidad. Además, la industria se expande tanto en el mar como en tierra firme. Las cifras lo demuestran: mientras en 1995 el acueducto de La Heroica llegaba a 94.466 usuarios, hoy sus beneficiarios superan los 286.000. Y esta tendencia continuará.

El agua potable que requiere la ciudad en el futuro está garantizada con la nueva planta de tratamiento que está construyendo la empresa de servicios públicos domiciliarios, Aguas de Cartagena. Esta obra contará en su primera fase con un módulo de tratamiento con capacidad para procesar 52.000 metros cúbicos del líquido diariamente.

Se beneficiarán inicialmente más de 5.000 habitantes de los corregimientos de Pasacaballos, en el sur de la ciudad; Ararca y Santana, en la isla de Barú; y el barrio Villa Hermosa, donde se está realizando un proyecto de acceso a agua y alcantarillado con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

“La comunidad ve el proyecto como algo positivo porque asegura el suministro de agua, que es derecho de todos, y porque se han vinculado firmas de ingeniería y mano de obra local muy calificados”, afirma Jorge Luque Malat, gerente de Proyectos de Aguas de Cartagena.

La inversión en la planta es de 70.000 millones de pesos. El proyecto lleva un avance del 86 por ciento. Actualmente se adelanta la instalación de equipos electrónicos y dotación del módulo de tratamiento para que empiece a operar en noviembre de 2019. “Cartagena se proyecta como una urbe de 2 millones de habitantes y estamos preparados para eso. Si se requiere, a partir de 2021 podríamos estar construyendo el segundo de cuatro módulos de tratamiento y continuar ampliando la capacidad de potabilización hasta alcanzar un total de 207.000 metros cúbicos/día”, agrega Luque Malat.