Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 5/20/2019 12:00:00 AM

Historias de terror en los aviones, así las vivieron estos reconocidos personajes

Margarita Rosa de Francisco, Paola Turbay, Juan Roberto Vargas, Alberto Salcedo, Yalena Jácome y Juan Fernando Cristo recuerdan sus ingratas experiencias en el aire.

Historias de terror en los aviones de personajes colombianos Estos son algunos de los personajes que han sufrido sustos a bordo de aeronaves. Foto: Fotografía Semana/El Tiempo (Margarita Rosa)

Margarita Rosa de Francisco

Actriz

Recuerdo que en un vuelo de Miami a Bogotá hubo un problema con uno de los motores del avión y tuvimos que aterrizar de emergencia en La Habana. Todos los pasajeros sentimos que algo en la cabina había explotado y parecía que alguna parte de la nave estaba fuera de lugar y golpeaba repetidamente la superficie del avión. Desde ese momento hasta el aterrizaje pasamos una hora de zozobra. Y sí, le vi la cara de frente a la ‘pelona’. En ese momento pensé que la muerte era una opción del presente, ¡morirse es ya! Así va a ocurrir.

Alberto Salcedo Ramos

Periodista

Mis amigos no me creen cuando les digo que les tengo miedo a los aviones. Si les temo a esos aparatos entonces por qué viajo tanto, suelen preguntarme. Quizá porque pienso lo mismo que Gabo, que la única conquista a la que podermos aspirar no es perder el miedo sino aprender a volar con él. Volando he tenido sustos tremendos. Aterrizar en Pasto o en Leticia son experiencias que espantan. Mi peor momento lo viví en diciembre de 2014. Estábamos próximos a aterrizar en Bucaramanga y el avión aplazaba su descenso y sobrevolaba una y otra vez la ciudad. Luego nos desviaron a Medellín por el mal tiempo. No hubo ningún movimiento brusco que nos hiciera sospechar que algo andaba mal, pero en esos casos los miedosos nos imaginamos un desenlace fatal. La historia de terror no había terminado, dos horas después, al intentar aterrizar en Bucaramanga, sucedió lo mismo. Héctor Rojas Herazo decía que en los aviones estamos “desvergonzadamente inermes”. Hay que aprender a convivir con eso.

Lea también: La mujer detrás de las terapias más innovadoras contra las fobias

Juan Roberto Vargas

Director de Noticias Caracol

Hace varios años iba en un avión de la Policía Nacional que se quedó sin el tren de aterrizaje, fue tenaz. Nos tocó aterrizar de emergencia en El Dorado. Poco más puedo agregar. ¡Sobrevivimos! En otra ocasión volaba en un helicóptero de antinarcóticos y algo empezó a fallar. Recuerdo que tuvimos que descender en plena zona roja, donde la guerra estaba tan solo a un par de balas, mientras el piloto, con llave alemana en mano, miraba el motor.

Yalena Jácome

presentadora

Me da miedo viajar en avión. En uno de mis vuelos a Barranquilla tuve un gran susto porque, además de la gran turbulencia, al momento de aterrizar, casi al borde de la pista, el avión volvió a despegar debido a los vientos cruzados. Justo en aquel instante recordé un accidente sucedido en San Andrés por esa razón. No tuve paz. Fue tenebroso.

Paola Turbay

Empresaria

En uno de los viajes que hice a Santa Marta, en la época del Reinado Nacional de Belleza, tuve que viajar en la cabina con el piloto porque había sobrecupo en el vuelo. Cuando íbamos llegando a la ciudad se desató una tormenta horrible y yo escuchaba al capitán, que estaba al lado mío, narrar la situación caótica en la que estábamos: los rayos, las turbulencias, ¡el horror! Finalmente, nos tocó viajar hacia Barranquilla y allí aterrizamos. No soy muy nerviosa, pero esa fue una situación muy tensa.

Juan Fernando Cristo

exministro del Interior

El 27 de octubre de 2016, cuando era ministro del Interior, regresaba de Pereira a Bogotá en un avión de la Policía Nacional. Eran como las siete de la noche y había mal tiempo en la capital, así que dimos varias vueltas sobre Ibagué esperando que cambiara el clima. Finalmente mejoró y el piloto dijo que podíamos aterrizar. Cuando el avión se aproximó a la pista se fue en picada. Aterrizamos de mala manera –¡muy mala!– y la nave se empezó a mover de un lado y otro, luego se salió de la pista y tuvimos una estrellada bastante aparatosa. Todos salimos con contusiones, pero nada más. El susto fue bien grande.

EDICIÓN 1955

PORTADA

Prueba de fuego

Con la caída de la Ley de Financiamiento, el presidente Iván Duque se juega su capital político por sacar adelante las reformas económicas esenciales para el país. ¿Habrá crisis ministerial?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1955

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.