Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 7/27/2019 12:00:00 AM

Los franceses le ponen su sello a la infraestructura colombiana

Muchas compañías de Francia han creído e invertido en obras como el Metrocable de Medellín o el metro de Bogotá. Estos son algunos ejemplos de la influencia gala en las ciudades de Colombia.

Obras de infraestructura colombiana hechas por franceses El Capitolio Nacional fue una obra del arquitecto francés Gaston Lelarge. Foto: Getty Images

En tierra, aire o agua los franceses les ponen su sello a las obras de infraestructura colombianas. ¿Por qué nuestro país les resulta tan atractivo a los inversionistas de Francia? Porque aquí hay mucho por hacer. El potencial es enorme.

Según Guillaume Seneclauze, presidente de la Cámara de Comercio e Industria France Colombia (CCI), la Inversión Extranjera Directa (IED) de los galos en el territorio nacional es superior a los 200 millones de dólares anuales. “Los grandes grupos franceses aportan su conocimiento, experiencia técnica y su saber-hacer en la concepción, ejecución y operación de grandes proyectos educativos, marítimos, viales, de transporte, acueductos y tratamiento de residuos, entre otros. En el sector de infraestructura participan empresas como VINCI, Transdev, CMA-CGM, Veolia, Suez, Eiffage, Egis, Poma, Ingerop, Systra, Bolloré, Setec, SNEF”, explica Seneclauze.

Le recomendamos: El papel de VINCI en el crecimiento de la infraestructura colombiana

El directivo agrega que las oportunidades de crecimiento, la mano de obra calificada y las afinidades culturales hacen atractiva a Colombia. “Es un país muy abierto al cambio y Francia cuenta con altos niveles de calidad y tecnología que contribuyen al crecimiento local”, concluye.

Vías, cables, trenes

La inversión francesa en la infraestructura colombiana ha tenido un gran protagonismo en el sector de transporte y, particularmente, en los sistemas férreos. El Metrocable de Medelllín, que entró en operación en 2004, fue construido por la empresa Poma, que a finales de 2019 inaugurará la sexta línea en el sector de Picacho. Igualmente, dos compañías de Francia, Alstom e Ingerop, participaron en la realización del Tranvía de Ayacucho. La primera se encargó de la electricidad de este vehículo; la segunda de supervisar la obra.

En Cali se firmó la construcción de un tren de cercanías por un valor de 10.000 millones de pesos. La consultora francesa Systra hará el estudio de prefactibilidad del proyecto que conectará a la Sultana del Valle con los municipios de Jamundí, Yumbo y Palmira.

En la capital del país, la empresa Setec ITS hace parte del consorcio Consultores PMO Bogotá que estará a cargo de la gerencia del proyecto de construcción de la primera línea del metro del Distrito. Por su parte, la firma Egis es la responsable del análisis técnico del Regiotram de Occidente, un tranvía que contará con 39,6 kilómetros de vía férrea y 17 estaciones, de las cuales ocho estarán ubicadas en el occidente de Cundinamarca.

En Colombia hay una necesidad urgente de construir líneas de metro, tranvías y trenes ligeros, entre otros desarrollos, que permitan mejorar la movilidad de las grandes ciudades y contribuir a la calidad de vida de sus habitantes”, dice Arnaud Giron, director de Egis Colombia. La firma que él lidera, con la ayuda de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), entregó recientemente el Diagnóstico de la Red Férrea de Colombia. “Este trabajo fue el insumo principal para establecer el plan maestro de mejoramiento, mantenimiento y conservación de las líneas férreas del país”, explica.

Infraestructura energética

También en este campo hay presencia francesa. Hace siete años, de la mano del Grupo Casino, hizo su arribo al país la empresa GreenYellow, que cuenta con plantas solares para autogeneración de electricidad en el centro comercial Viva Envigado y en industrias como Plasticel y Group Seb. Además, suma más de 300 proyectos en Colombia, entre ellos una granja solar en Palmira (Valle), que tiene una potencia instalada cercana a 1 MWp y que puede ahorrar hasta 511 toneladas de CO2 al año.

Rodophe Demaine, CEO de GreenYellow Colombia y Panamá, asegura que la compañía vio una oportunidad en la transición energética en grandes retailers y superficies, y ha identificado en el mercado colombiano un potencial alto para la generación de energía solar.

No se pierda: París, más allá de la arquitectura clásica

“Tenemos diez proyectos para desarrollar aquí en el corto plazo. Gran parte del territorio de Colombia no está conectado al sistema energético nacional y por eso pensamos que hay muchísimas opciones de desarrollo; podemos ayudar en el sector público y en el privado”, asegura Demaine.

Buen puerto

Por su parte, Flavia Santoro, presidenta de ProColombia, destaca que la naviera francesa CMA-CGM entró de lleno en el desarrollo del proyecto Puerto Antioquia, en Urabá. “Acompañaremos el trabajo de esta compañía con una inversión de 180 millones de dólares. Esta obra generaría alrededor de 200 empleos directos y 200 indirectos”, explica.

El proyecto consiste en la construcción de un muelle de cinco posiciones de atraque y un viaducto de doble calzada. Será una de las principales terminales y movilizará cerca de 6,6 millones de toneladas de carga. La desarrollará un consorcio integrado por Eiffage (Infraestructuras de Francia) y Termotécnica Coindustrial de Colombia. La concesión del puerto durará 30 años y la inversión total será de 600 millones de dólares.

*Periodista

EDICIÓN 1959

PORTADA

¿Qué hay detrás del paro nacional del 21 de noviembre?

Razones, realidades y mitos de la movilización social del 21 de noviembre.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1959

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.