Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/25/2017 12:00:00 AM

El árbol raro de Rionegro

Es el único ejemplar de este árbol endémico de Antioquia que ha estado en pie tantos años (500). En el parque Comfama fue sembrado y según los locales, los intelectuales de otras épocas tertuliaban bajo sus hojas.

El árbol raro de Rionegro De este árbol endémico de Antioquia, el único ejemplar que ha estado en pie tantos años es el de Rionegro. Foto: Cortesía El Rionegrero

La primera vez que el ‘Árbol Raro’ entró en un registro botánico fue en 1934. Lo hizo por cuenta del hermano Daniel, un miembro de la Comunidad de Hermanos Cristianos que acostumbraba a tomar muestras de la flora antioqueña. Años después, en 1951, el taxónomo español José Cuatrecasas describió y clasificó el espécimen y lo nombró Licania Salicifolia Cuatrecasas.

Bajo ese nombre se registró en el herbario de la Universidad Nacional y en los de otras organizaciones como el Instituto Smithsoniano. Fue la primera vez que alguien, en todo el mundo, lo identificaba.

El árbol está sembrado donde hoy es el parque Comfama Rionegro. Con el tiempo, su altura llegó a los ocho metros y su tronco, a 50 centímetros de diámetro. El ‘Árbol Raro’ creció arrugado y enredado, como si tuviera siglos encima, a pesar de que eso no se ha corroborado.

Tiene hojas frondosas y produce unas semillas que cada tanto elevan la esperanza de poder aumentar la descendencia de esta especie: la meta de todas las generaciones de jardineros que lo han cuidado.

En 1991, el periódico El Tiempo reportó el logro de “dos plántulas después de 18 años de intentos”, un hecho que llamó la atención del hoy Ministerio de Medioambiente y la Universidad Nacional. Sin embargo, como contó el diario, fue Miguel Ángel Ortiz, jardinero del parque, quien realmente logró la reproducción.

Hoy es Jorge Ortiz, el hijo de Miguel Ángel, quien vela por el árbol. Entre él y otros jardineros del parque han logrado que otras semillas germinen y que existan cuatro descendientes contados.

Algunas de estas plantas, sembradas entre 2011 y el año pasado, ya tienen más de un metro de alto. El problema es que no pasan de ahí. Con el tiempo se hace evidente que no tienen la fuerza de su antecesor y eventualmente se secan y mueren.

El ‘Árbol Raro’ está en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de Especies, y el Instituto Humboldt la clasificó como una especie en peligro. ¿Cuánto tiempo más podrá aguantar?

*Este artículo se realizó con información de Jairo Tobón Villegas, director de ‘El Rionegrero’.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "Colombia está en un momento de desesperanza", Sergio Fajaro

    "Colombia está en un momento de desesperanza", Sergio Fajaro

    close
  • ¿Y entonces qué hago con mi plata en 2019?

    ¿Y entonces qué hago con mi plata en 2019?

    close
  • ¿Cómo estarán las tasas de interés en 2019?

    ¿Cómo estarán las tasas de interés en 2019?

    close
  • ¿Cuánto aumentará la inflación?

    ¿Cuánto aumentará la inflación?

    close
  • ¿Para dónde va el dólar en 2019?

    ¿Para dónde va el dólar en 2019?

    close
MÁS VIDEOS
TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1911

PORTADA

La mala hora del Grupo Aval

El grupo económico más grande del país enfrenta uno de sus momentos más difíciles por cuenta de actuaciones de la justicia colombiana y de Estados Unidos. Las consecuencias pueden ir más allá de los intereses del banquero.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1911

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.