vacuna contra el coronavirus

¿Cuánto dura la inmunidad de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer que llega a Colombia?

No hay estudios claros que reflejen cuánto tiempo estará protegida la persona contra el virus aún recibiendo la segunda dosis, algunos hablan de hasta ocho meses, pero lo cierto es que seguirá expuesta a que se contagie pero en un nivel de intensidad mucho menor.


El anuncio que el país estaba esperando se dio este lunes. El Gobierno nacional confirmó que en las próximas horas estará arribando un avión con las primeras 50.000 dosis que comenzarán a garantizar la inmunidad en la población más vulnerable, como el personal de la salud y los mayores de 80 años.

Como se sabía, las primeras vacunas que llegarán a territorio nacional provienen de Bélgica y son desarrolladas por el laboratorio de Pfizer.

Son muchas dudas que a partir de ahora estarán surgiendo, ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Qué pasará una vez me vacune? El Ministerio de Salud y otras entidades locales han venido realizando una pedagogía frente al tema con el único objetivo de generar confianza entre los colombianos para que no desistan de la vacuna, pues como se sabe es la única manera de quitarle fuerza al virus y evitar su propagación.

La inquietud más común es qué tan probable es que una persona se vuelva a contagiar, aún estando vacunada. Las posibilidades no son bajas y por eso el llamado de las autoridades es a no bajar la guardia frente a los cuidados como el uso de tapabocas o el constante lavado de manos, así la persona haya recibido las dosis respectivas.

En el caso de Pfizer, la vacuna que será aplicada a los primeros colombianos, es necesario que las personas se apliquen dos dosis, ya que resultados preliminares sugieren que la vacuna alcanza una eficacia del 92 % una semana después de la segunda dosis. El Comité de Vacunas de Reino Unido, el JCVI, calculó la eficacia con su propio método. En lugar de usar todos los datos sobre la cantidad de infecciones en los primeros días tras la primera dosis, solo usaron el periodo de los días 15 al 21.

Con este método, la eficacia de la vacuna aumenta hasta un 89 %. Pero llevando las cosas aún más lejos, los primeros siete días después de la segunda dosis (días 21-28), es del 92 %.

Frente al tiempo de inmunidad, aunque algunos estudios señalan que no hay un tiempo establecido ni confirmado, pero la investigación más reciente publicada por la revista Science refleja que el 95 % de las personas que superaron el coronavirus cuentan con altas defensas para evitar la enfermedad y su tiempo de inmunidad sería de ocho meses.

La investigación analizó 254 muestras de 188 casos de infecciones con el coronavirus, que incluyeron 43 recogidas después de seis y ocho meses. 51 personas en el estudio aportaron muestras de sangre durante toda su evolución, lo que permitió análisis profundos para determinar las características de la memoria inmunitaria específica contra este virus.

La conclusión del estudio señala que la persona, después de haber contraído coronavirus, genera una memoria inmune sustancial, que involucra los cuatro tipos principales de memoria inmune. Aproximadamente el 95 % de los sujetos retuvieron la memoria inmunitaria seis meses después de la infección.

Juegos Olímpicos Tokio 2020: Japón aprueba la vacuna contra el coronavirus de Pfizer previo al certamen
La investigación más reciente publicada por la revista ‘Science’ refleja que el 95 por ciento de las personas que superaron el coronavirus cuentan con altas defensas para evitar la enfermedad y su tiempo de inmunidad sería de ocho meses. - Foto: AP

Sobre la inmunidad de la vacuna, no hay estudios claros que especifiquen cuánto tiempo protege a la persona, pero como explica el ministro de Salud, Fernando Ruiz, las vacunas contra el coronavirus desarrolladas por distintos laboratorios demuestran que son un caso similar a la vacuna contra la influenza, “esta no garantiza que no tengas ninguna gripa a lo largo del periodo posvacunal, pero sí garantiza que esa gripa sea de una intensidad baja”, dijo el funcionario a Blu Radio.

Asimismo, dijo que esta vacuna tiene dos objetivos fundamentales: reducir contagio y reducir mortalidad.

Por su parte, Klaus Cichutek, presidente del Instituto Paul Ehrlich, responsable de autorizar las vacunas en Alemania, le dijo a la agencia DW que no está claro cuánto tiempo protegen las vacunas, “pero tenemos indicadores de datos sobre animales y datos adicionales sobre la inmunogenicidad [la capacidad de una sustancia de activar una respuesta inmune]. De modo que está probado el potencial de estas vacunas para inducir una reacción inmunitaria en humanos. Según algunos datos, esta dura hasta ocho meses o más.

Esa inmunidad puede seguir activa y no desaparece de inmediato. Esta es una muy buena noticia. Además, hay datos de primates no humanos que indican que un nivel bastante bajo de anticuerpos neutralizantes, como se les conoce, puede ser suficiente para protegernos al menos contra enfermedades graves. Entonces, en general, creo que la protección de las vacunas durará un tiempo, pero tenemos que esperar otros datos”.

El misterio de la inmunidad

A pesar de estos resultados y un confinamiento en vigor desde finales de diciembre, el número de contagios de covid-19 en Israel continúa siendo elevado, siendo este país un referente mundial frente al avanzado programa de vacunación.

Las autoridades apuntan a los judíos ultraortodoxos o a la minoría árabe que realizan grandes reuniones a pesar de las reglas sanitarias.

El gobierno espera bajar el número de casos, miles por día actualmente, y sobre todo el de hospitalizaciones a medida que avanza la vacunación.

Personas vacunadas de covid-19, aún podrían infectarse y contagiar; según La OMS
Personas vacunadas de covid-19, aún podrían infectarse y contagiar; según La OMS - Foto: AP

Si la vacuna reduce de manera significativa los riesgos de padecer covid-19 de gravedad, persiste un gran signo de interrogación en cuanto a la transmisión del virus.

“Tenemos que diferenciar entre dos tipos de efectos de la vacuna. El efecto directo es que la persona vacunada está protegida contra síntomas que pueden ser graves”, explica a la AFP Ran Balicer, jefe del comité nacional de expertos en covid-19 y director de innovaciones de Clalit, principal seguro médico del país.

“El efecto indirecto es cuando una cierta proporción de la población está inmunizada y se convierte en una barrera epidemiológica que reduce la transmisión (...). Este efecto es más difícil de medir”, dice.

“Sabemos que la vacuna reduce el impacto de la enfermedad (...), pero no sabemos si la vacuna reduce la transmisión”, señala Gabi Barbash, investigador del instituto científico Weizmann, cerca de Tel Aviv.

“El número de personas que dieron positivo por coronavirus no ha bajado en realidad desde hace un mes y medio. ¿Esto es porque el confinamiento no fue respetado o porque la vacuna no reduce la transmisión? Por el momento nadie se puede pronunciar al respecto”, agrega.

Inmunidad de rebaño

El ministro de Salud aclaró que dentro del plan para el segundo semestre de 2021 está vacunar a 10 millones de habitantes en el territorio nacional gracias a la adquisición de vacunas a través del mecanismo Covax.

Entre los grupos prioritarios que se espera inmunizar serán los que tengan mayor riesgo de mortalidad, los trabajadores de la salud (800.000 personas), mayores de 60 años (6,8 millones de personas), y población con comorbilidades como hipertensión, diabetes, enfermedades cardíacas y con deficiencias renales (6,4 millones de personas).

Aseguró Ruiz Gómez que el compromiso establecido por el mecanismo Covax está el de adquirirlas para el segundo semestre de 2021 y a través de las negociaciones directas con las farmacéuticas para el primer semestre del mismo año.

Dentro del número de personas que se esperan vacunar, y sumado a la población que ha presentado covid-19, de acuerdo al desarrollo de la evidencia científica, se busca lograr la inmunidad de rebaño.

“Cuando una persona se vacuna no solo se protege, sino que protege a los demás y corta con la cadena de transmisión, y esta inmunidad de grupo se daría cuando se inmuniza aproximadamente al 60 % de la población”, aseveró.

Además, manifestó el jefe de la cartera de Salud que si bien Colombia ha tenido un “buen desarrollo” frente al comportamiento de la pandemia, el Gobierno nacional no establecería acuerdos con farmacéuticas cuyas vacunas no tengan certeza de su eficacia y seguridad.

“Como país responsable, adquiriremos las que tengan autorización de la Administración de Medicamentos y Alimentos, FDA (por sus siglas en inglés) y la Agencia Europea de Medicamentos, y aquí el Invima hará su propio proceso”, agregó.

Reiteró que la vacuna será gratuita para toda la población y será distribuida a través de los servicios de salud públicos y privados, señalando que “el programa de vacunación en el país está ligado al derecho fundamental a la salud y la función de salud pública del Estado”.

*Con información de AFP