Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/18/2009 12:00:00 AM

Corazón de tinta

La popular novela juvenil de Cornelia Funke es ahora una película fantástica que no le agrega nada al género. **

Corazón de tinta Todo lo que el “lengua de plata” Mo Folchart (Brendan Fraser) le lee a su hija Meggie (Eliza Bennett) se convierte en realidad
Título original: Inkheart.
Año de estreno: 2009.
Dirección: Iain Softley.
Actores: Brendan Fraser, Eliza Hope Bennett, Paul Bettany, Helen Mirren, Andy Serkis, Jim Broadbent, Sienna Guillory.

El subgénero cinematográfico al que pertenece Corazón de tinta, una categoría dentro de la fantasía –heredada de la literatura– que podríamos llamar “aventura mágica”, suele agrupar películas más bien flojas que sin embargo lo marcan a uno cuando está en tercero o cuarto o quinto de primaria. Cuentan, palabras más, palabras menos, una historia como la siguiente: un niño resuelve los abrumadores problemas que soporta en la realidad gracias a una excursión inesperada por algún mundo fantástico. Algunas han alcanzado la estatura de clásicos: El mago de Oz, El rapto de la princesa o El viaje de Chihiro pueden servirnos de ejemplos. Otras rozan la excelencia: vienen a la mente La historia sin fin, El jardín secreto y El laberinto del fauno. Casi todas han sobrevivido, no obstante, como un poderoso e incuestionable recuerdo de infancia: el día que volví a ver Laberinto, uno de los largometrajes que más me impresionaron cuando andaba en el colegio, me costó mucho ocultarles la decepción a las personas a las que había convencido para que la vieran conmigo.

Digo todo esto porque ese, morir por floja o convertirse en parte de alguna nostalgia, es el inevitable destino de Corazón de tinta. Tiene un elenco estupendo. Parte de la muy popular novela de la alemana Cornelia Funke. Consigue emocionar un par de veces. Pero, ya que sus personajes no tienen personalidad, ya que abusa de su atmósfera fantástica y se enreda en una trama que llega cansada a su clímax, puede llegar a sentirse como una pérdida de tiempo.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.