Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/7/1984 12:00:00 AM

EL CRACK DE LA SALSA

4 horas y media de salsa los sábados en la noche por Caracol

EL CRACK DE LA SALSA EL CRACK DE LA SALSA
"Salsa con estilo" es el nombre del único programa de Caracol radio capaz de competir, en términos de audiencia, con el famoso espacio informativo 6 a.m.-9 a.m. Son 4 horas y media de música, de "rumba corrida", bajo la conducción de su creador, Jaime Ortíz Alvear, un caleño de 35 años, quien se ha hecho conocer como comentarista deportivo. El sábado, entre las 7 y 30 y las 12 de la noche, Ortíz se olvida, por un rato, de su eterna disputa con Edgar Perea en "La Polémica" deportiva y le ofrece a sus oyentes un programa que él mismo ha definido como "el único show que no tiene cover".
Hace poco menos de año y medio, cuando los encargados de la programación de la cadena le ofrecieron a Ortíz una hora, el sábado en la noche, para que presentara un programa con lo mejor y lo último de la salsa, todos creyeron que el controvertido polemista de los deportes, se había acabado de volver loco, pues él les contrapropuso que en vez de una hora, el espacio fuera de 4 y media. Para las directivas de Caracol, resultaba imposible imaginarse que, a punta de salsa, Ortíz fuera capaz de colonizar un horario tradicionalmente difícil de programar y de vender. Durante las primeras semanas de emisión, "Salsa con estilo" sólo contaba con un cliente. Hoy tiene 16 y sus ratings de sintonía superan todos los cálculos, al menos en lo que se refiere a Bogotá.
"El programa recuperó la salsa en la capital del país", asegura Ortíz, pues ha generado toda clase de intercambios de discos con discotecas y el evidente aumento de las ventas de los temas que él presenta en su programa. Con ese aire suficiente que en cualquier otro sería visto como un defecto y que Ortíz ha convertido en su mejor arma, afirma categóricamente: "El programa lo conduzco yo sin complacer a nadie, ni siquiera al gerente de la emisora, quien puede pasarse horas esperando que ponga al aire el tema que a él más le gusta".
No se trata ni mucho menos de que el gerente de Caracol llame a Ortíz desde su casa. Diego Fernando Londoño es uno de los muchos hinchas del programa que se pasa las cuatro horas y media en el estudio, al lado de Julio Sánchez Cristo, quien, a fuerza de hacerse presente en el máster de Caracol a la hora del programa, se convirtió en su copresentador. "Julito es el poeta del programa, es quien le pone esa nota sentimental que tanto le gusta a los oyentes": comenta Ortíz.
Pero Sánchez Cristo y Londoño no son los únicos personajes que han abandonado las elegantes comidas del sábado en la noche para dedicarle el tiempo al espacio de Ortíz. Son también fanáticos escuchas de "Salsa con estilo", el presidente de Bavaria, Carlos Cure; el parlamentario Poncho Rentería; el dirigente conservador Alberto Casas Santamaría, y el propio Yamid Amat, director de noticias de Caracol. Ellos se abren paso entre la nube de taxistas, emboladores, voceadores de prensa y agentes de la Policía y el Tránsito, que se vuelcan frente a la sede de Caracol, para poder llegar al estudio del cuarto piso del edificio de la calle 19 con carrera 8a.
Pero, ¿cuál es el secreto para que Ortíz esté barriendo con "Salsa con estilo"?. Indudablemente, la propiedad con que Ortíz maneja lo más viejo y lo más nuevo de la salsa de todas partes del mundo.
Entre los más curiosos lanzamientos de su programa, Ortíz cita el del tema "Campesina borincana", una grabación de la orquesta Chaney, basada en una versión de Sergio y Estívaliz de la canción colombiana "Campesina santandereana". En lo que respecta a los clásicos y a los temas que han caido en el olvido y que bien vale la pena desenterrar, Ortíz basa su conocimiento en su juventud de rumbero de Santa Librada y del Politécnico de Cali, de los bailes del "Costeñita" y del "Séptimo cielo" y también del contacto directo que tuvo con personajes como la atleta Amparo Rama, a quien le fue dedicada la canción "Amparo Arrebato".
En fin, "Salsa con estilo" cuenta con todos los ingredientes para haberse convertido en un verdadero hit de la radio que sólo noticias como el regreso de García Márquez al país o la caída del Jumbo de Avianca en Madrid, han sido capaces de suspender. Está claro que Ortíz está marcando, con salsa y ritmo los sábados en la noche, los mismos goles que anota cada vez que se trenza en una polémica deportiva.--

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Las penas de amor y del trabajo sí afectan su corazón

    Las penas de amor y del trabajo sí afectan su corazón

    close
  • Danta, sin rumbo por la tala

    Danta, sin rumbo por la tala

    close
  • 'Fuerza Latina': Reclusos se hacen libres con música y teatro

    'Fuerza Latina': Reclusos se hacen libres con música y teatro

    close
  • “El Gobierno de Maduro me culpa de todos los males que hay en el país”: Julio Borges

    “El Gobierno de Maduro me culpa de todos los males que hay en el país”: Julio Borges

    close
  • La marcha nacional por la universidad pública en 2 minutos

    La marcha nacional por la universidad pública en 2 minutos

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1902

PORTADA

Memorias de medio siglo

Enrique Santos Calderón cuenta las últimas cinco décadas en Colombia a través de su papel en el movimiento estudiantil de los sesenta, su militancia en la izquierda en los setenta, su pluma en ‘Contraescape’, su oficialismo como director de ‘El Tiempo’ y su relación con el hermano-presidente.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1902

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.