cine y reforma

“Es increíble que se trate de desmontar algo tan bien logrado”: Alejandra Borrero en el Senado

En una intervención contundente en la Comisión Cuarta, con justa dosis de dolor e indignación, la actriz y gestora cultural expuso los argumentos por los cuales miles de creadores y empleados del sector audiovisual toman las medidas de la reforma tributaria como una afrenta inexplicable.


En las redes sociales, en los perfiles, en sus conversaciones y en un una petición de change.org, los miles de creadores y empleados que viven del sector audiovisual en Colombia no se han quedado quietos frente a lo que consideran un accionar inexplicable por parte del Gobierno nacional. Toda la semana en sus fotos de ha visto un hashtag que en su ambigüedad también suma poder, #SOSCineColombiano. Es grito de auxilio y es proclama de pertenencia en tiempos de supervivencia.

No es exagerado decir que uno de los sectores (sino el) que más fuerza le daba a este Gobierno en la sustentación de su Economía naranja era el audiovisual. Era el ejemplo de la tracción que se podía tratar de generar en tantas otras ramas del arte. Leyes se hicieron para hacerlo crecer, y eso hizo.

En las cartas que destapa el gobierno, en sus medidas tributarias propuestas, se frasean los apoyos de una manera distinta, se redimensionan y se redirigen. En últimas, se quitan.

Al desmonte de esos andamios que han permitido el crecimiento del sector audiovisual y lo han puesto de a pocos en el mapa mundial, muchas voces reclaman que el Gobierno omite que, en su mayoría, se trata de un sector conformado por personas naturales (ya tocadas por el Artículo 57 de la reforma). Otras voces recuerdan algo tan cierto como de fácil olvido en tiempos aciagos: es imposible y errado medir la producción cultural con métricas empresariales.

El sector ya había expresado en carta abierta sus preocupaciones, y el Gobierno había respondido con sus propios fraseos. Hoy, en la Comisión cuarta del Senado, tuvo la palabra Alejandra Borrero, una de las actrices más respetadas de Colombia.

Esta fue su intervención:

Buenos días a todos, muchísimas gracias por darnos este espacio. Realmente es corto para lo que tenemos que decir. Tenemos tres ítems de los que queremos hablar. Hoy no vengo a hablarles de todos los problemas de las mujeres y de la pandemia que está haciendo la violencia contra las mujeres.

Hoy vengo hablarles del arte, nosotros los artistas estamos agonizando, ya no podemos más. Hoy quiero decirles que el arte y la cultura son el patrimonio de un país. Un lugar, un teatro, un cine que se cierra, es una posibilidad menos como seres humanos de entendernos, de reflexionar sobre lo que somos.

Hoy estoy hablando por los directores, los productores, los actores, los editores, los directores de arte, los técnicos, los directores de fotografía, los compositores de música para cine, los postproductores, maquilladores, vestuaristas, montajistas, gaffers, sonidistas y toda la cadena de valor indirecta que se está viendo afectada por esto.

"Hoy estoy hablando por los directores, los productores, los actores, los editores, los directores de arte, los técnicos, los directores de fotografía, los compositores de música para cine, los postproductores, maquilladores, vestuaristas, montajistas, gaffers, sonidistas y toda la cadena de valor indirecta que se está viendo afectada por esto."

Hay 3 ítems de los que queremos hablar, y no hay mucho tiempo así que entró directamente a hablar de CINA (Certificado de inversión audiovisual). Esta es una herramienta maravillosa que se instauró hace trece meses y que en este momento quieren desmontar. CINA es una herramienta creada por la ley 1556 enfocada en la atracción de inversión extranjera a Colombia en temas audiovisuales. Consiste en devolver al inversionista extranjero una fracción de lo que haya invertido en el país. Esta devolución sale de la venta de las certificaciones de inversión en Colombia, de ahí el nombre. Esta herramienta de inversión, solo este año tiene la posibilidad de generar 400.000 millones de pesos. Con esta herramienta salieron: productores, de Proimágenes y de todos los organismos y los gremios del cine a buscar en el mundo entero la posibilidad de traer películas a Colombia para generar empleo, y traer dinero a nuestro país.

Eso está armado, hay 480 millones. Hay 20 proyectos ya aprobados, hay 2.600 empleos directos con esos 20 proyectos, hay 20.000 empleos indirectos que se pueden perder de la noche a la mañana porque esta herramienta la quieren quitar en la ley.

Con esto, solo decirles que la pérdida de trabajo sería brutal y que el gremio del cine y el gremio de los artistas ya no pueden más. Que la imagen internacional colombiana se vería absolutamente golpeada y que, además, todo este tema de desarrollos de contenido que ha sido tan importante para el mundo también estaría en una posición bastante compleja. Esto es rentable, genera empleo, genera ingresos y, por supuesto, impuestos al país. No podemos entender por qué quieren derogar el CINA que es tan importante.

"No podemos entender por qué quieren derogar el CINA que es tan importante. Está armado, hay 480 millones. Hay 20 proyectos ya aprobados, hay 2.600 empleos directos con esos 20 proyectos, hay 20.000 empleos indirectos que se pueden perder de la noche a la mañana porque quieren quitar esta herramienta en la ley"

Quiero decirles que ya hay 20 películas, ya hay personas interesadas y que esto sucede en todas partes del mundo: que se den ayudas para que la gente pueda venir a trabajar a Colombia. Y estas ayudas, esto de venir a trabajar a Colombia no solamente implica trabajar en nuestros paisajes maravillosos, sino usar nuestros técnicos, actores, talentos, escritores, productores. 100.000 noches de hotel ya están reservadas con todo esto que hay aquí. Y todo esto se puede perder con una firma que ustedes hagan. Este es el primer punto.

Segundo punto, la ley 814, la Ley del Cine, crea un aporte parafiscal que sale de las boletas de cine. El aporte también proviene de las productoras, de las distribuidoras. Es decir los mismos beneficiarios contribuyen al fondeo de este fondo que se llama FDC (Fondo de Cine). Este lleva 18 años funcionando y es el que ha impulsado la cinematografía nacional, una herramienta que la ha llevado a los niveles en los que hoy la tenemos. Yo no soy tan viejita pero tengo el recuerdo de que cuando no había Ley de cine era casi imposible hacer una película. Cada director, cada productor, perdía hasta la camisa tratando de producir una película.

"Cuando hay algo tan bien logrado como la Ley de cine, es increíble que tratemos de desmontar algo que se alimenta de sí mismo. Nosotros no estamos sacando dinero de ningún otro lado, sacamos el dinero de nosotros mismos para invertirlo en el cine nacional"

Cuando hay algo tan bien logrado como la Ley de cine, es increíble que tratemos de desmontar algo que se alimenta de sí mismo. Nosotros no estamos sacando dinero de ningún otro lado, sacamos el dinero de nosotros mismos para invertirlo en el cine nacional. Cuando un director tiene la posibilidad de sacar 1,2,3 4 películas, un director aprende y llega a los niveles a los que ya han llegado nuestro directores. Estos 18 años de esta ley de cine nos han permitido estar en Cannes, ser nominados en muchos países, hemos estado en los Óscares, en muchos festivales. Nuestro cine es considerado un cine más importante y tiene un puesto en el mundo entero.

"Vayan a Proimágenes y miren en donde se gasta la plata del cine, si hay un lugar en donde se puede ver cada peso de lo que se ha invertido es en el gremio del cine, entonces es increíble que en este momento que la situación es tan compleja para todos nosotros quieran desarticular una ley tan importante"

Vayan a Proimágenes y miren en donde se gasta la plata del cine, si hay un lugar en donde se puede ver cada peso de lo que se ha invertido es en el gremio del cine. Es increíble que en este momento que la situación es tan compleja para todos nosotros quieran desarticular una ley tan importante que además se estaba abriendo para todas las artes vivas y era, y es importante y fundamental.

La reforma acaba con este aporte parafiscal y acaba con la inversión extranjera del CINA. Esto acabaría con el cine en Colombia. Esto no es un chiste.

Lo último que queremos decirles. El proyecto de ley de reforma tributaria del 2021 afecta a los escritores, tanto aquellos que no se encuentran en el sector audiovisual como aquellos que si. Las publicaciones que estos entregan a los productores para que sean realizadas las obras, son editadas por ellos mismos, y son entregados múltiples ejemplares, ya que se requieren de varias publicaciones en distintos formatos para poder empezar a trabajar la obra cinematográfica.

"Durante esta pandemia se han pasado más o menos 8 novelas en las que soy protagonista, de esas 8 novelas no recibo ni un solo peso. Y si los actores y artistas colombianos tuviéramos nuestros derechos de autor aquí estaremos esperando a que se acabara la pandemia. En este momento estamos pasando hambre la situación del artista en Colombia es precaria y más que precaria."

Al derogarse la exención de renta se afecta profundamente a nuestro escritores, quiero contarles sencillamente un ejemplo. Durante esta pandemia se han pasado más o menos 8 novelas en las que soy protagonista, de esas 8 novelas no recibo ni un solo peso. Y si los actores y artistas colombianos tuviéramos nuestros derechos de autor aquí estaremos esperando a que se acabara la pandemia. En este momento estamos pasando hambre, la situación del artista en Colombia es más que precaria. Así que estos tres ítems son muy importantes y quiero que abran su corazón y realmente entiendan que el arte y la educación son lo único que nos va a llevar a un país diferente.

Se los agradezco y agradezco a todo el gremio que está aquí parado al lado mío diciéndoles “Esto, esta reforma tributaria no puede pasar”.