Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/7/1996 12:00:00 AM

MAESTRO EN BLANCO Y NEGRO

En la galería El Museo se exhiben las mejores imágenes de Gabriel Figueroa, el director de fotografía de la edad de oro del cine mexicano.

MAESTRO EN BLANCO Y NEGRO MAESTRO EN BLANCO Y NEGRO
A unque hoy en día la primera asociación que se hace con el cine mexicano es la del grito herido de los mariachis llorando por una mochila azul o por alguna penca del maguey, lo cierto es que entre las latinoamericanas esta cinematografía es la que más ha calado en los imaginarios colectivos de varias generaciones. Si por un lado es cierta su producción barata y en serie, con machos a lo mero, mero, y mujercitas de trenza; por el otro, esta cinematografía ha tenido momentos de oro que se inscriben con todo el derecho en la historia del cine mundial y en la nostalgia personal de quienes crecieron con los bigotes de Pedro Armendáriz y la presencia de diosa de la orgullosa María Félix. Sin duda, una de estas épocas estelares fue el poético cine de posguerra, donde el melodrama y el folclorismo sirvieron de caldo de cultivo para una expresión mucho más superior del alma mexicana que alcanzó los ribetes de la épica y la pintura. Y uno de los grandes artífices de este peculiar estilo, que descubrió personajes inéditos, que sembró la pantalla de una luz desconocida y perfecta, que le dio dramatismo a las historias simples, fueron las películas cuya dirección de fotografía estuvo a cargo de Gabriel Figueroa como Flor Silvestre y María Candelaria, entre otras. Este fue capaz con su técnica austera y dramática de dejar hablar a las piedras de los riscos mexicanos, le dio un nuevo juego a los gestos de sus actores estereotipados en otras películas pero que en las suyas parecían héroes cumpliéndole al destino. Fotografió a María Félix, a Dolores del Río y bajo su luz ellas ya no fueron las pequeñas actrices de un cine de tercera sino las sacerdotisas de un nuevo mundo. Con motivo del homenaje que rinde el Festival de Cine de Bogotá al cine mexicano, la galería El Museo exhibe esta semana una serie de 26 imágenes en platino que reproducen los mejores fotogramas de sus películas, aquellas en las que el cine demostró que podía ponerse a la altura plástica de los grandes muralistas mexicanos.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com