Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/31/1984 12:00:00 AM

MARCANDO CALENDARIO

Con 40 años entre pecho y espalda, el cantante de rock Rod-Stewart no ha perdido ni vitalidad musical, ni popularidad

MARCANDO CALENDARIO MARCANDO CALENDARIO
El próximo 10 de enero, Rod Stewart cumplirá 40 años.
Quién lo diría. El legendario Rod the Mod ya con 40. Pocos son los artistas de la escena rock que han envejecido (en este negocio muchos se jubilan a los 30) sin perder un pelo ni de su popularidad ni de su vitalidad musical. Stewart es uno de ellos. ¿Otro?... Mick Jagger. No hay muchos más.
Pero Rod no siempre fue famoso y millonario. De 1963, época en que empezó como cantante segundón, hasta 1970, año en que se une a los Faces, no sucede nada extraordinario. Bueno si, pasó por el grupo de Jeff Beck. Pero mientras tanto, ya los Beatles habían conquistado el mundo, los Rolling Stones hacían lo suyo, y la psicodelia había hecho explosión inundando el mercado con un alucinante sonido y miles de nuevos grupos. Rod apenas comenzaba su primera etapa como cantante del reestructurado grupo inglés Faces, actividad que alternaría con su, hasta ese entonces, inexitosa carrera de solista. Solo que en 1971, este pelimono flaco y desgreñado que muy pocos conocían, se pega la trepada de la década. Su tercer album en solitario Every Picture Tells A Story fue N° 1 en EEUU y en Inglaterra, al igual que el tema Maggie Mae.
De ahí en adelante no lo bajaría nadie. Y al grupo Faces lo terminaría matando 5 años más tarde, la propia fama de Stewart. La gente buena de Faces pasó a otros grupos: Ron Wood a los Rolling Stones Y Kenny Jones para los Who. De los otros nada se supo. Pero sólo Rod consiguió quedarse en su pedestal de Superstar, viviendo ya a mediados de los años 70, en una hermosa mansión de Beverly Hills.
Allí ha continuado con tantas cosas de su vida normal: mujeres, castillos, su colección de autos, el whisky, la cerveza y su gran pasión por el futbol. (Rod no solo fue futbolista. También le dedicó dos discos a la selección de Escocia: "caminaría miles de millas por ver uno de tus goles"). Transformó en cambio su sonido particular, al cual le introdujo sección rítmica y de vientos. En escena adquirió más profesionalismo. Y hablar de Rod Stewart se volvió hablar de primeros lugares, de ventas millonarias, y de grandes despliegues en revistas musicales. Sailing, Tonight's the Night, The Killing of Georgie, Da ya Think I'm Sexy, Passion, Baby Jane, uno tras otro.
Este año como era de esperarse, Rod ha vuelto a sonar con su último disco Camouflage. bastante bueno por cierto. Y su nuevo éxito Infatuation no es la única que convence. Son también excelentes canciones All Right Now, Bad For You y Camouflage, todas rumberas. Además como siempre, los dos cortes románticos que no fallan: Trouble y una vieja canción de Todd Rundgren, Can We Still Be Friends. Otra cosa: su viejo amigo Jeff Beck toca la guitarra. Feliz cumpleaños señor Stewart.

EDICIÓN 1893

PORTADA

Gobierno de Duque: un despegue con ventarrón

El llamado de Duque por la unidad del país fue empañado por el beligerante discurso del presidente del Senado. ¿Puede esto afectar la gobernabilidad del nuevo mandatario? Análisis de SEMANA.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1893

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.