Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/21/1984 12:00:00 AM

PARA NIÑOS

La Feria del Libro para niños en Bolonia, Italia congregó recientemente al mundo de los editores

PARA NIÑOS PARA NIÑOS
Acaba de concluir la Feria del Libro Infantil en Bolonia, Italia.
Congrega a todo el mundo editorial en un evento exclusivo para compradores y vendedores de libros, donde se negocian derechos de autor, películas para impresión y traducciones. Es impresionante conocer de cerca las cifras de lo que vale un paquete completo, listo para imprimir, pues un interesado adquiere un producto por cifras entre los mil y dos mil dólares. Sea sueco, francés, tunecino o japonés, la fiera competencia por llegar a los niños y copar un mercado gigantesco, ha generado un libro de estupenda calidad en todo sentido. El mecanismo es simple: con acercarse y concertar una cita, el comprador latinoamericano se entera que los derechos de los mejores libros, enciclopedias, fascículos, están en manos españolas. Son ellos los amos del capital, de la propiedad (la mala fama latina es universal) y de lo esencial: monopolio de la distribución en los países de habla hispana. Nuestra participación en la Fiere del Libro per Ragazzi, 1984, contó por primera vez con un espacio adecuado que agrupó a cerca de 20 expositores. Gracias a Proexpo que además de coordinar admirablemente, donó los pasajes, el país pudo exhibirse y sus editores ganar experiencia. Sin embargo, la representación fue dispareja: había carpetas lujosísimas de adultas expediciones botánicas al escalofriante precio de US$ 60, guías turísticas, maduros bolsilibros sin ilustraciones, aburridores textos escolares o ilustraciones alusivas a novelas de García Márquez. Para una feria infantil, no pareciera esto lo propicio. Lo más grave es que no llevamos productos comerciales. La palma de oro y con medalla se la adjudicó Carvajal: su libro "El cuerpo humano", íntegramente impreso en Colombia, ganó el premio al mejor diseño en la categoria juvenil. Aunque el origen es inglés, su impecable acabado es un mérito. Esta empresa, ya legendaria y de renombre en estas ferias, prácticamente sacó la cara por Proexpo, pues consiguió varios contratos de impresión, lo que generará divisas y empleo. Tenemos un déficit de ilustradores, de diseño de calidad de papeles, de nitidez, de concepción y de ideas. Mientras la fe ria se caracterizó por una tendencia conservadora, por un romanticismo y sobriedad en los dibujos, los latinoamericanos insisten en colores agresivos y rechinantes. Los venezolanos sin embargo, mostraron el camino con temas locales, leyendas indigenas o aspectos urbanos, como el de los niños de una ciudad que piden un parque, vendieron sus libros en seis idiomas. Cifra récord para una industria de principiantes. Libros soberbios, estupendas ilustraciones y sin estridencias, son producidos por una empresa estatal derivada del Banco del Libro, llamada Ekare, que es una voz aborigen. Títulos como "El cocuyo y la mora", "El rabipelado burlado", "El rey mocho", son motivos para atraer un mercado europeo cansado de los mismos cuentos. El premio fue ganado por los belgas con "Caperucita roja", donde el lobo es interpretado por un automóvil y las ilustraciones son fotografías. Nada de ventas en cuanto libros, mucha experiencia, el ejemplo de los vecinos y un mercado abierto esperan a los colombianos, que desde Pombo pareciera que llegamos al estancamiento y al descuido por una literatura infantil de valor.
EL DISTRITO AL ATAQUE0
Setenta mil ejemplares de la "Cartilla de aprestamiento", vendidos ya casi todos a $60, con cien páginas, es el resultado de una investigación de la Secretaria de Educación de Bogotá.
Una cartilla para el primer año de primaria y dirigida a suplir las carencias de desarrollo motriz y de asistencia al preescolar, de la población marginal capitalina, con páginas para dibujar, recortar, pegar. Un esfuerzo que sin embargo debe pulirse: la tipografía muy floja, los dibujos precarios, la diagramacion insostenible. Pero esta no empaña un proyecto de profunda contenido social. Simplemente señala la necesidad de consultar a profesionales que actualicen presentación y por ende a mejorar resultados.
PILAS CON LOS MONOS
Los "herrores" que "conozco" de "erudición" como "grocero bejestorio" son de "desilución" y "safado acesinato", sin "remarcable presición". "Tube nesecidad" de "bendajes" para poderlos leer. Las nuevas tiras cómicas dominicales del periódico El Tiempo traen estas perlas, desde su aparición hace tres meses. Sin contar ausencias de tildes o de signos de puntuación, una rápida lectura contabilizó una veintena de desastres ortográficos. Si el tiraje llega al medio millón, este diario en su imperdonable descuido le ha regalado al descanso dominical de sus lectores, la apreciable suma de diez millones de horrores. -
Camilo Umaña -

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.