Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/13/2005 12:00:00 AM

Reencarnación

Un grupo de brillantes profesionales del cine quieren hacernos creer que esta confusión es un drama memorable.

Reencarnación Este antológico primer plano de Kidman, que dura unos tres minutos, hace menos insoportable la película.
Título original: Birth.
Año de producción: 2004.
Director: Jonathan Glazer.
Actores: Nicole Kidman, Cameron Bright, Danny Huston, Lauren Bacall.

Al principio no parece tan mala. Cuesta creer que profesionales tan brillantes como la actriz Nicole Kidman, el guionista Jean-Claude Carriere y el director Jonathan Glazer vayan a cometer la locura de contar, sin asomos de sentido del humor, sin apelar a las convenciones del cine fantástico, la historia de un hombre muerto, Sean, que regresa a la tierra convertido en un aterrador niño de 10 años, para seguir viviendo una historia de amor con su esposa Anna. Queremos pensar que nos levantaremos de la silla con la sensación de que hemos visto un drama estremecedor, sí, y como al comienzo la protagonista vuelve a entregarse a su papel por completo, los diálogos resultan ingeniosos y la cámara se mueve al ritmo de la música, despacio, como en una meticulosa película de Stanley Kubrick, llegamos a la conclusión de que no quedaremos decepcionados.

Pero no. Cuando ya hemos llegado a la mitad de la historia tenemos más pruebas del desastre de las que habríamos podido imaginar: los actores se aburren de fingir que hacen parte de una obra maestra (los personajes se quedan sin nada qué decir, pobres, cuando Anna decide creerle al niño que es su esposo reencarnado), la trama se empantana de tal manera que convierte la narración en una parodia de su primera media hora y la cámara se entretiene en alegorías enfáticas hasta lograr risitas entre los espectadores. Tiene una gran virtud: sin duda dividirá a los públicos. Y una escena de antología: un larguísimo primer plano de Nicole Kidman en la ópera. El resto es una especie de tortura.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com