Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/23/2002 12:00:00 AM

"No vendemos ilusiones"

Santiago Montenegro, director del Departamento Nacional de Planeación, explica la estrategia económica del gobierno. Seguridad y educación son las claves.

SEMANA: ¿Cuál va a ser el motor de la economía en los próximos cuatro años?

Santiago Montenegro: La política de seguridad democrática. Esta es clave no sólo para la viabilidad de la sociedad y del país, sino para dar confianza al sector privado, para incentivar la inversión y para que retornen los capitales. Esto es algo que ya se está empezando a ver.

SEMANA: ¿Qué otras cosas hay en la estrategia de crecimiento?

S.M.: El ajuste fiscal es fundamental. Le pone orden a las finanzas públicas, tranquiliza los mercados y esto es lo que posibilita el acceso a recursos financieros para el sector público y privado. Son importantes todas las reformas que buscan darle estabilidad a la deuda pública, como las relacionadas con impuestos y gastos, ley de responsabilidad fiscal y la reforma pensional.

SEMANA: Y más allá del ajuste?

S.M.: Luego vienen políticas más sectoriales, como las relacionadas con la construcción, que viene disparada. Tenemos medidas diseñadas para cada estrato. Para los más bajos están los subsidios a la vivienda de interés social (VIS), para los medios está el seguro contra la inflación y para los altos mantenemos las ventajas tributarias de las cuentas de ahorro de fomento para la construcción (AFC). Este sector comienza a generar mucho empleo.

SEMANA: ¿Qué hay para los otros sectores?

S.M.: La idea es impulsar la producción de bienes transables (exportables). Ahí hay dos cosas. Las preferencias arancelarias del Atpa y la tasa de cambio. Esta se va a sostener en un nivel competitivo por el ajuste fiscal. La mejor forma de mantener alta la tasa de cambio es el ajuste. Con todo esto esperamos que la economía crezca 2 por ciento en 2003, tasa que se elevaría hasta 3,9 por ciento en 2006.

SEMANA: ¿Esas estrategias no darían para más?

S.M.: Somos moderadamente optimistas. En el plan de desarrollo las proyecciones son cautelosas. Preferimos caminar sobre un piso muy firme y no suponer que vamos a resolver todos los problemas a base de crecimiento. No vendemos ferias de ilusiones. Preferimos pecar por realistas y cautelosos antes que por ambición.

SEMANA: ¿Qué se puede esperar en materia de empleo?

S.M.: En los cuatro años el desempleo total debe bajar al 10 por ciento. No sólo por la mayor actividad productiva sino por el impacto de la revolución educativa. Se van a crear un millón y medio de cupos en educación media y básica y 400.000 a nivel superior. Este número de personas saldrá del mercado laboral. Aparte de la seguridad democrática la política educativa es el punto más importante del plan de desarrollo. Contribuye a la igualdad de oportunidades, a la economía y al empleo.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com