Tendencias

Home

Cápsulas

Artículo

energía
Este anuncio representa un adelanto de ocho años en los planes iniciales de la empresa alemana. - Foto: Getty Images

cápsulas

Gigante energético de Alemania cerrará sus plantas de generación a carbón para el 2030

El gigante eléctrico alemán RWE anunció este martes que va a anticipar al año 2030 el cierre de sus plantas a carbón, en medio de los temores de que los planes del país de abandonar los combustibles fósiles se tambalean por la actual crisis energética.

Las restricciones de Rusia a sus exportaciones de gas hacia Alemania, tras el inicio de la guerra en Ucrania el pasado 24 de febrero, obligaron a Berlín a reactivar varias plantas de generación de energía eléctrica a carbón, al menos temporalmente.

“Al ser necesario más carbón en el corto plazo, causando un aumento en las emisiones de dióxido de carbono, necesitaremos una salida anticipada del carbón porque es la única manera de alcanzar las metas del país en protección climática”, declaró el presidente de RWE, Markus Krebber.

“Nosotros como RWE estamos haciendo una importante contribución, vamos a terminar la generación a base de carbón en 2030″, precisó. Este anuncio representa un adelanto de ocho años en los planes iniciales de la empresa alemana.

Alemania comenzó a eliminar sus plantas a carbón años atrás con la intención de eventualmente suprimir el uso de combustibles fósiles. Pero la invasión rusa a Ucrania trastocó los planes cuando Moscú redujo las exportaciones de gas a Alemania, lo que Berlín considera como una represalia por su apoyo a Kiev.

Hace unos meses el gobierno del canciller alemán Olaf Scholz autorizó el reinicio de 27 plantas para ayudar a cubrir el faltante de energía hasta marzo de 2024, ante el riesgo de una gran crisis energética. La coalición de gobierno de Scholz se comprometió a adelantar hacia el 2030 el abandono del carbón en Alemania, cuando fue electa el año pasado.

De acuerdo con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), la energía nuclear suministra alrededor de 10 % de la electricidad mundial, frente al 37 % del carbón, “fuente energética dominante”. La parte solar y eólica ha aumentado mucho estos últimos años, pasando de menos de 1 % en 1980 a 9 % en 2021.

El canciller alemán también ha propuesto una reforma del mercado de la electricidad aplicable en su país “a partir de este invierno”, para contribuir a bajar los precios y reducir los beneficios del sector, mientras el tema es debatido a nivel de la Unión Europea.

La reforma deseada por Berlín se propone “en coordinación” con la Unión Europea y debe “aplicarse a gran velocidad desde este invierno”, subrayó Olaf Scholz. “Es inconcebible que aquellos que producen electricidad con energía eólica, solar o carbón obtengan beneficios adicionales porque el precio se determina en función de la electricidad producida con gas”, añadió.

*Con información de la Agencia AFP.