Tendencias
Belizza Ruiz cuenta con una maestría y doctorado en Ingeniería de la Energía de la Universidad Nacional Autónoma de México.
La viceministra aseguró que la importación de gas desde Venezuela es una opción para Colombia. - Foto: MinEnergía - César Nigrinis

macroeconomía

¿Colombia tiene gas para 50 años?: viceministra de Energía arremete contra “curiosa aparición” de recursos

La viceministra Belizza Ruiz aseguró que “llevamos décadas con este mito de que tenemos muchísimo gas”. Además, pidió al sector se más “honestos” en las proyecciones.

Promigas presentó un nuevo informe del sector de gas natural a través del cual dejó en evidencia que Colombia tiene un gran potencial para aumentar sus reservas hasta entre 35 y 50 años, siempre y cuando, se puedan desarrollar varios proyectos que tienen planeados las compañías del sector.

“Para dar una señal de largo plazo, poder seguir desarrollando nuestros propios recursos se hace muy relevante, porque eso también le da seguridad a las industrias para poder convertir sus operaciones de carbón o combustibles líquidos a gas natural, disminuyendo así la huella de carbono”, aseguró Juan Manuel Rojas, presidente de Promigas.

Después de cuatro años de continuo descenso en las reservas probadas de gas natural, al cierre de 2021 Colombia logró revertir la tendencia a la baja y las subió a ocho años, sumando 3,1 terapies cúbicos de gas. Pero estos recursos se podrían aumentar significativamente si se continúa con la exploración y producción en el territorio nacional.

Por ejemplo, en los descubrimientos que se han reportado en el mar Caribe colombiano, que incluyen a Uchuva y Gorgon, se tienen reservas potenciales de gas de 30 terapies cúbicos. Además, en los últimos años se han adjudicado 14 nuevos contratos donde se estima que hay una cantidad significativa de gas.

Las reservas también se podrían aumentar si se llevan a cabo los pilotos de fracking Kalé y Platero en el departamento de Santander. Sin embargo, Ecopetrol decidió suspenderlos durante un periodo de tres meses ante la oposición del gobierno del presidente Gustavo Petro y con el fin de abrir un compás de espera mientras se determina el futuro de los pilotos en el país.

Llamas azules del quemador de la estufa de gas. Foto de alta resolución de llamas azules de una estufa de gas de cocina.
Al cierre de 2021 Colombia logró revertir la tendencia a la baja y subió las reservas de gas natural a 8 años. - Foto: posteriori/Getty Images

Un gas que apareció “curiosamente”

Sin embargo, este gran potencial que se vislumbra en Colombia fue cuestionado fuertemente por la viceministra de Energía, Belizza Ruiz, quien dijo: “Cada año se está hablando de una probabilidad de tener gas para las próximas décadas, pero cada año, cuando hacemos las cuentas, lo que tenemos es un gas para siete u ocho años”.

Llevamos décadas con este mito de que tenemos muchísimo gas, ¿por qué ese gas que tenemos y que es tan abundante en subsuelo colombiano no ha aparecido en las décadas pasadas o en el ministerio anterior?, ¿dónde están esas cantidades de reservas de gas en el subsuelo que no han aparecido nunca?”, cuestionó.

Por eso, la viceministra le pidió al sector ser más “honestos” en cuanto a las proyecciones y tener en cuenta que la producción de gas natural tiene impactos sociales y ambientales en los territorios.

energía
“Llevamos décadas con este mito de que tenemos muchísimo gas", dijo la viceministra Belizza Ruiz. - Foto: Aciem

“Siempre se ha mantenido una perspectiva de siete u ocho años de gas, eso no ha cambiado en varias décadas y, curiosamente, este año aparecieron grandes reservas que nos van a permitir tener 50 años de gas (...). No podemos decirle ahorita al país que, repentinamente, desde agosto aparecieron las reservas que nunca habían aparecido antes”, afirmó.

La viceministra de Energía también volvió a reiterar que la decisión del gobierno del presidente Gustavo Petro es que “no va a haber más exploración y explotación de hidrocarburos” en el país, aunque se respetarán las actividades que se deban desarrollar a raíz de los contratos que ya están firmados actualmente.

En caso de que Colombia se quede sin gas natural, la solución que planteó la viceministra fue acudir a las importaciones desde Venezuela y a través de dos plantas de regasificación, la primera está operando en Cartagena desde diciembre de 2016 y la segunda, se espera adjudicar en mayo de 2023 para ser construida en Buenaventura.

Para el presidente de Promigas, depender de fuentes de suministro externas hace muy difícil migrar hacia el gas natural, un combustible más amigable con el medio ambiente. “Si seguimos explorando y produciendo nuestro gas, también podemos transitar de una forma más rápida hacia esa transición energética que tanto deseamos”, aseguró.