negocios

Mil Demonios, el aguardiente colombiano que busca conquistar a los chinos

El nuevo producto de exportación competirá en el mercado de bebidas súper ‘premium’. Le apuestan a un crecimiento de 35 %. Esta es su historia.


Las buenas ideas de negocios nacen de la necesidad. Y un aguardiente colombiano que está conquistando los mercados internacionales, Mil Demonios, en una buena muestra de este principio.

Todo comenzó hace seis años, cuando uno de los socios fue invitado a un matrimonio en el exterior, y buscando regalar una bebida alcohólica de origen colombiano y de calidad premium, encontró que la oferta disponible de aguardiente, una de las bebidas más tradicionales del país, no satisfacía su necesidad.

Esta idea llevó a sus socios a iniciar una investigación para identificar el potencial. Así fue como comenzaron a darle forma a la idea de negocio inspirando la marca en el origen del aguardiente en el país, que fue en Cartagena de Indias.

El aguardiente colombiano busca conquistar China
El aguardiente colombiano busca conquistar China - Foto: Semana

Mauricio Gutiérrez, director general de 1000D Spirits SAS, compañía dueña de la marca, explica que los socios terminaron destilando el aguardiente premium Mil Demonios en la costa caribe, pero no en Cartagena, sino en Santa Marta. Esto les ha permito tener acceso fácil y rápido a todos los puertos de la costa norte de Colombia para exportar, explica el vocero.

El particular nombre también tiene su historia. Y hace parte del interés por los temas ancestrales pues está inspirado en la Cartagena colonial donde nació el aguardiente de caña que se produce en el país.

“En La calle del Estanco del Aguardiente, que aún hoy existe, estaban los estancos, donde se vendían aguardiente con un impuesto. Sin embargo, el aguardiente se seguía destilando y vendiendo sin control y esto generó una prohibición total, varios estancos quedaron abiertos pero de manera clandestina”, recuerda el director de Mil Demonios. Y anota que justamente la marca hace honor a uno de esos estancos, así denominado.

Los socios de esta compañía entraron a un negocio que ya conocían. Trabajaron por casi 18 años en grandes compañías de bebidas alcohólicas en Colombia y por eso conocían los detalles de la producción y comercialización. Por eso, además del aguardiente, tienen ya formulados dos productos más, que por ahora está en etapa de confidencialidad. Y la meta de ventas para este año es crecer 40 por ciento con el Aguardiente Mil Demonios.

La comercialización de este producto comenzó por Estados Unidos, que se convirtió en una experiencia que el directivo califica como enriquecedora.

“El mercado americano es muy maduro y una marca nueva de una bebida tan específica como el aguardiente colombiano necesitaba de un modelo mucho menos arriesgado, es decir, pensar en pequeño para llegar a lo grande. Nosotros pensamos muy en grande siendo muy pequeños, pero aprendimos la lección y este año volvemos recargados, con unos aliados de la mano que ya conocen muy bien este mercado”, afirma Gutiérrez.

Parte del encanto de este producto colombiano tipo exportación es su sistema de destilación, filtración, empaque, y el proceso artesanal, que marca la diferencia frente a los productos que se elaboran a gran escala. La empresa genera en su cadena 50 empleos.

“Somos el único aguardiente colombiano con Medalla de Plata por líquido en la competencia mas sería del mundo de bebidas espirituosas, que es con cata a ciegas, el San Francisco World Spirits Competition, esto es un gran aval en el mundo de los licores que ratifica nuestra gran calidad”, dice Gutiérrez.

Con la experiencia acumulada de este mercado, comenzaron a exportar también a Alemania, pero también están presentes en Aruba, Curacao, Bonaire.

Desde diciembre iniciaron el proceso de ventas hacia China, que promete ser el próximo gran mercado. Uno de los objetivos principales de la marca era trascender las fronteras naturales y ser reconocido como una bebida de clase mundial, por eso iniciaron un proceso de inmersión en el mercado chino de la mano de Procolombia y uno de sus aliados, Papayazul CI, pues este es uno de los mercados más atractivos para los licores de calidad.

“Fue un trabajo de poco más de un año, en donde encontramos que Mil Demonios tiene un perfil organoléptico muy adecuado al gusto chino, tuvimos que ajustar muy poco y nuestro Mil Demonios fue muy bien recibido, abrimos una puerta a un mercado que está buscando productos de lujo, diferentes y de origen colombiano”, dice Gutiérrez, cofundador de la empresa.

En el mercado chino este aguardiente premium tiene gran acogida porque en su composición están incluidos tres botánicos y uno de ellos es el hinojo, que da una nota muy parecida al anís pero más elegante y balanceada, según Gutiérrez. “En China, la bebida nacional es el baijou, un destilado de arroz que tiene mucha similitud con nuestro aguardiente. Mil Demonios al ser triple destilado y de origen Colombiano, se acopla perfectamente al paladar chino”, dice.

Mil Demonios, el aguardiente colombiano, fue premiado en Estados Unidos
El aguardiente Mil Demonios ha recibido premios internacionales en Estados Unidos - Foto: 1000D Spirits

¿Cómo lograron mantenerse en un año tan complejo como el 2020, en medio de la pandemia? El directivo de 1000D Spirits explica que las exportaciones y la virtualidad fueron temas claves para el desarrollo y crecimiento de la compañía.

“Localmente, la virtualidad permitió que las personas abrieran las puertas de su casa con el fin de vivir nuevas experiencias que afianzaran su relacionamiento con las marcas. Esa misma curiosidad e interés de explorar nuevos sabores se vio reflejado en el mercado internacional, donde la tendencia hacia la premiumización y autenticidad se hace cada vez más fuerte en países como China”, explica el directivo.

Para 2021 la compañía busca mantener un crecimiento exponencial y ya tienen planes para entrar a Francia, España, Reino Unido y Australia. Para lograr las metas, desarrollaron una estrategia de expansión comenzando en España y Reino Unido, donde ya adelantan conversaciones con los distribuidores más importantes. También en Estados Unidos concretaron para este año una una venta importante.

A nivel local, la compañía buscará fortalecerse basada en dos pilares la virtualidad y una mayor divulgación de la marca.

Por un lado, la virtualidad que se consolidó durante la pandemia transformó el comportamiento del consumidor y las ventas de Mil Demonios se dispararon a través del comercio electrónico un 50 por ciento de la mano de la estrategia “experiencias en casa”, que se convirtió en la puerta de entrada para la marca. Solo en Cundinamarca estas ventas representaron el 70 por ciento de los ingresos totales del 2020.

Por otro lado, 1000D Spirits trabaja de cerca con bartenders y restaurantes, donde su mejor herramienta es enseñar nuevas formas de consumir aguardiente. Por eso al cierre de 2020 las ventas de la compañía cerraron por encima de lo proyectado.