Alberto Carrasquilla (centro), Ministro de Hacienda. Foto: Guillermo Torres-Semana.

macroeconomía

El Gobierno se prepara para hacerle cambios a la regla fiscal este año

Las modificaciones buscarán que el cumplimiento de la regla fiscal esté ligado con la reducción del endeudamiento.

Este año se cumple una década desde que nació la regla fiscal en Colombia gracias a la Ley 1473 de 2011, aunque su entrada en vigencia inició formalmente el 1 de enero de 2012.

La regla fiscal se creó con el objetivo de garantizar la sostenibilidad de la deuda pública y la sostenibilidad económica del país delimitando un objetivo claro de déficit fiscal que el Gobierno debía cumplir año a año y que iba disminuyendo con el tiempo.

Sin embargo, a pesar de que Colombia ha cumplido de manera responsable con la regla fiscal durante estos años, dicho cumplimiento no ha estado ligado con una reducción del endeudamiento público, el cual, de hecho, ha venido incrementando.

Hay que recordar que la regla fiscal fue suspendida en 2020 y 2021 para que el país pudiera incrementar el gasto y atender las necesidades económicas derivadas de la pandemia del coronavirus.

Fuentes del Ministerio de Hacienda le dijeron a Dinero que la regla fiscal, tal como la conocemos, “no va a volver”, pues el Gobierno la va a modificar teniendo en cuenta la nueva situación económica del país.

“La regla que conocíamos quedó suspendida para siempre. Se va a ir al Congreso para que la regla fiscal tenga también un objetivo de deuda y no solo de déficit fiscal”, dijo la fuente.

A pesar de las intenciones del Gobierno de modificar la regla fiscal, la fuente enfatizó que, con la normativa actual, el país está obligado a cumplir la regla en 2022, lo que significaría disminuir el déficit desde el 8,3 % del PIB proyectado para 2021 hasta el 2,5 % del PIB el próximo año.

“La ley vigente actualmente es la regla fiscal como la conocemos. La idea es ir al Congreso a modificarla y pues uno sabe lo que lleva la legislativo, pero no sabe lo que sale”, dijo la fuente.

De acuerdo con analistas del mercado, la actual regla fiscal no es muy confiable, porque si bien tiene límites y objetivos claros para el déficit fiscal, este no está ligado a la disminución de la deuda pública.

“La regla fiscal que estaba no era muy confiable en lograr ajustes de deuda, que es algo que miran mucho las calificadoras de riesgo”, dijo uno de los analistas de mercado.

Para el economista principal de Scotiabank Colpatria, Sergio Olarte, es improbable que en el 2022 se pueda reinstaurar la regla fiscal como se tenía planeado inicialmente, razón por la cual cree que se van a presentar cambios en este mecanismo.

“Las nuevas proyecciones del Gobierno nacional en su plan financiero muestran que la deuda va a bajar de manera más lenta de lo que se tenía proyectado en la regla fiscal, de esta manera lo que se puede discutir es un aplazamiento adicional con unos parámetros estrictos, por fuera de la regla, o un cambio estructural de la de la regla fiscal para 2022, donde por ejemplo se tenga un ancla nominal, como un tope máximo de deuda pública y una meta de superávit primario”, dijo Olarte.

Aún se desconoce si los cambios a la regla fiscal se presentarán dentro de la reforma fiscal que presentará el Ministerio de Hacienda las próximas semanas, o si se llevarán al legislativo en un proyecto de ley diferente.

El Comité de la regla fiscal se reúne esta semana

El Comité Consultivo de la Regla Fiscal se reunirá esta semana para evaluar las nuevas proyecciones económicas del Ministerio de Hacienda, reveladas en el Plan Financiero de 2021.

Fuentes del Gobierno le dijeron a este medio que es probable que la regla fiscal sea suspendida también en 2022 por el comité, aunque también existe la posibilidad de que se empiece a trabajar en los posibles cambios que tendría este mecanismo.

Es de mencionar que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ya le había recomendado a Colombia no retomar la regla fiscal en 2022, pues preveía las dificultades financieras que iba a enfrentar el país en los próximos años.

“Volver a la regla fiscal en 2022 resultaría en un fuerte ajuste fiscal que podría descarrilar la recuperación. En cambio, este año debería aprobarse un plan de consolidación fiscal más gradual que asegure la sostenibilidad y la credibilidad de las finanzas públicas con el fin de restablecer la meta del déficit estructural y reprogramar el horizonte del ajuste bajo el Marco Fiscal de Mediano Plazo (MFMP)”, dijo el FMI a principios del 2021.