Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 8/5/2002 12:00:00 AM

La hora de los castigos

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, sancionó la semana pasada una ley que castiga severamente los fraudes empresariales.

La hora de los castigos George Bush sancionó la ley que establece nuevos castigos para los ejecutivos tramposos
El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, sancionó la semana pasada una ley que castiga severamente los fraudes empresariales. La nueva norma, que fue aprobada por una abrumadora mayoría en el Congreso es una respuesta a los escándalos de Enron y WorldCom. La ley cuadruplica las penas para los ejecutivos que incurran en fraudes, crea un organismo para supervisar las firmas de auditoría y tiene disposiciones para evitar los conflictos de interés en que incurren con frecuencia los comisionistas de bolsa. Lo que no hace es modificar la forma de contabilizar los stock options (opciones sobre acciones), que han estado en el centro de los escándalos. Varias compañías, sin embargo, han adoptado este último cambio de manera voluntaria.

EDICIÓN 1950

PORTADA

María Paula Correa, el poder en la sombra

Su nombramiento como jefe de gabinete convierte a esta joven abogada en la segunda persona más importante del Gobierno después del presidente Duque. ¿Quién es ella?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1950

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.