Retorno a la presencialidad en colegios públicos
Retorno a la presencialidad en colegios públicos - Foto: Esteban Vega- Semana

educación

“Los niños y niñas no pueden permitirse otro año sin escuela”: Unicef

La directora de Unicef aseguró que la capacidad de los niños y niñas de leer, escribir y realizar operaciones matemáticas básicas se ha deteriorado, “las escuelas deben ser de los primeros centros en reabrir cuando comiencen a suprimir las restricciones”.

Con la llegada del nuevo año también llegó uno de los grandes retos para el sector educativo del país: retomar las actividades académicas en medio del crecimiento exponencial de casos de coronavirus en varias ciudades del país. Si bien la expectativa era seguir avanzando en la aplicación del modelo de alternancia, avanzando cada vez más con el componente presencial, debido a la evolución de la pandemia esto aún no será posible.

Esta situación no es exclusiva de Colombia, muchos países están haciendo grandes esfuerzos para retomar la presencialidad, teniendo en cuenta la brecha en acceso a tecnología que existen en los hogares de las diferentes naciones. Por ejemplo, en el país el 63 % de los estudiantes en educación media de colegios públicos no tiene acceso a internet ni computador en su hogar.

Por esta razón, esta semana la Unicef hizo un llamado a que se reabran las escuelas cuanto antes, dado que su cierre está marcando toda una generación de estudiantes.

Desde Nueva York, la directora de Unicef, Henrietta Fore, hizo una declaración a los gobiernos, instándolos a poner a los niños y niñas como prioridad. “A medida que nos adentramos en el segundo año de la pandemia de la COVID-19 y los casos siguen aumentando en todo el mundo, no se deben escatimar esfuerzos para mantener las escuelas abiertas o para darles prioridad en los planes de reapertura”, inició.

Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF
Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF - Foto: Unicef

La alta funcionaria recordó que existen pruebas contundentes acerca de los efectos del cierre de las escuelas sobre los niños y cada vez hay más evidencia de que las escuelas no son la causa de la pandemia, en muchos países se ha optado por mantener las escuelas cerradas y algunas no abren desde hace casi un año.

“El precio del cierre de las escuelas (que en el momento álgido de los confinamientos por la pandemia afectó al 90% de los estudiantes de todo el mundo y privó de acceso a la educación a distancia a más de una tercera parte de los niños en edad escolar) ha sido devastador.

“Se prevé que el número de niños y niñas que no van a la escuela aumente en 24 millones, un nivel que no se había registrado en años y contra el que hemos luchado intensamente. La capacidad de los niños de leer, escribir y realizar operaciones matemáticas básicas se ha deteriorado, y las habilidades que necesitan para salir adelante en la economía del siglo XXI han disminuido”, agregó Fore.

Para la Unicef, evaluar el riesgo de transmisión a nivel local debería ser un factor determinante en las decisiones relacionadas con el funcionamiento de las escuelas, “donde existan altos niveles de transmisión comunitaria, los sistemas de salud estén sobrecargados y el cierre de las escuelas sea inevitable, deberán establecerse medidas de salvaguardia”, precisó la directora de Unicef.

Finalmente, Henrietta Fore pidió a los Gobiernos que en caso de confinamiento, las escuelas deben ser de los primeros centros en reabrir cuando las autoridades comiencen a suprimir las restricciones, “las clases de recuperación deben tener prioridad con el fin de garantizar que los niños que no hayan podido estudiar a distancia no se queden rezagados (...) Si los niños tienen que afrontar otro año sin escuela, los efectos seguirán haciendo estragos en las próximas generaciones”, concluyó.