ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 3/3/2018 10:15:00 PM

Casa Gacha no, Casa Shaio

.

Casa Gacha no, Casa Shaio Casa Gacha no, Casa Shaio

En las últimas semanas la Central de Inversiones S. A. (Cisa) cerró la venta al gobierno de la República Popular China de la casa que le perteneció al narcotraficante Gonzalo Rodríguez Gacha, por 49.834 millones de pesos. El país oriental construirá allí su nueva sede diplomática en Colombia. Mucha gente no sabe que la hoy conocida como la Casa Gacha, en realidad fue diseñada y construida para Eduardo Shaio, su esposa, Iris Bigio de Shaio, y sus hijos. La familia adquirió el lote en La Cabrera a mediados de 1953 y encomendó el diseño al reconocido arquitecto Rafael Obregón, quien hizo una casa de techos bajos, grandes ventanales y claraboyas. El predio se terminó de convertir en un hito de la arquitectura por el enorme jardín diseñado por el japonés Jorge Hoshino con un pequeño lago y un bosque de acacias. “Mi mamá sacó del monte e hizo montar en un camión y traer una gran piedra de siete toneladas; él la perforó y armó una pequeña cascada”, contó Pedro Shaio sobre la pieza central de ese oasis sabanero. Las plantas, sobre todo helechos traídos de clima templado, enmarcaban un jardín de corte formal japonés. “La piscina era bastante calientica y despedía una enorme nube de vapor y calor a lo largo de la noche, y eso permitió aclimatar plantas. Era un jardín casi subtropical en la altiplanicie de la sabana. De ahí su misterioso encanto”, dijo Shaio. La familia llegó a la mansión en 1957 y vivió allí hasta que la vendieron a un reconocido empresario. Por eso algunos, como el arquitecto Jaime Ortiz, dicen que la casa nunca más debería ser recordada como la Casa de Gacha, sino como Casa Shaio, en honor a quienes la imaginaron y la habitaron.

El reto es salvar vidas

Colombia Líder, el gobierno y la Agencia de Seguridad Vial lanzaron el Reto Nacional por la Seguridad Vial en el marco del primer Congreso Internacional del tema. Esta iniciativa busca reconocer el trabajo de las Alcaldías y Gobernaciones en disminuir el número de víctimas fatales en las calles y carreteras del territorio nacional. “El gran objetivo de este Reto Nacional es poner en la agenda política el tema de la seguridad vial y que los actores de la vía sean conscientes de que no podemos perder una vida más”, aseguró Karem Labrador, directora ejecutiva de Colombia Líder. El reto tendrá dos modalidades. Por un lado, evaluarán los 1.101 municipios y 32 departamentos de Colombia, con el fin de comparar las cifras de víctimas mortales en accidentes viales del primer semestre de 2018 con las del mismo periodo en 2017, a partir de los datos del Observatorio de Seguridad Vial. Por el otro, premiarán las mejores campañas sobre el tema. Para participar en esta segunda modalidad los alcaldes y gobernadores deberán postularse hasta el 24 de mayo. En 2017 fallecieron casi 6.500 personas en accidentes de carretera en Colombia. El director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Alejandro Maya, aseguró que esperan “convocar la voluntad de los alcaldes y gobernadores del país, para que entre todos salvemos vidas en la vía”. En julio anunciarán los ganadores.

TEMAS RELACIONADOSflecha opinion

EDICIÓN 0

PORTADA

Convivir con el virus: lo que les espera a los colombianos

La única manera de lidiar con la covid-19 será la disciplina social y echar mano de mecanismos de autoprotección. Así serán los encuentros familiares, el trabajo, la ida al cine y las demás actividades de la cotidianidad.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1992

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall