Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/28/2004 12:00:00 AM

A la caza del mastodonte

A la caza del mastodonte A la caza del mastodonte
Por estos días un grupo de arqueólogos de la Universidad de los Andes excava los restos de este animal en cercanías de Villa de Leyva. Vistazo al escenario en el que habitaron nuestros antepasados. Hace unas semanas un grupo de arqueólogos halló los restos de un mastodonte en la población de Sachicá, región del Valle de Villa de Leyva.

Villa de Leyva es importante para los arqueólogos porque allí se han encontrado restos de mastodontes.

Algunos mastodontes tenían una relación directa con nuestros antepasados. Los primeros pobladores de lo que hoy es Colombia los cazaban para alimentarse. Por su tamaño los mataban lanzándoles objetos cortopunzantes. La muerte del animal tardaba varios días.

El mastodonte vivió entre el año 21.000 a. C y el año 6.000 a. C. Se estima que en el año 6.000 a. C. lo que hoy es Colombia tenía 5.000 habitantes. Los primeros pobladores que llegaron a Colombia lo hicieron hacia el año 12.000 a. C. En aquella época el territorio era supremamente frío. Basta decir que lo que hoy es Bogotá era una planicie helada y los cerros de Monserrate y Guadalupe eran nevados que se descongelaron con el tiempo.

Los arqueólogos de la Universidad de los Andes que trabajan por estos días en la excavación del mastodonte buscan la información como la causa de su muerte y si por ejemplo fue causada por el ser humano para determinar su relación con este.

El hallazgo es importante para mirar las costumbres de la fauna de nuestros antepasados.

En Colombia solo una docena de sitios donde habitaron mastodontes se han ubicado perfectamente. Los trabajos más serios en el país los han hecho los investigadores Gonzalo Correal y Thomas van der Hammen.

Los mastodontes eran animales inmensos. Más grandes que los elefantes. Por aquella época los pobladores iban en su búsqueda, los cazaban, los comían y seguían su rutina que pasaba por ir de caza y dormir en cuevas llamadas abrigos rocosos. Son aquellas piedras gigantes en algunas sitios cercanos a Bogotá con huecos y cuevas donde se protegían del frío. Comían maíz y otras plantas.

EDICIÓN 1884

PORTADA

Duque versus Petro: La hora de la verdad

A una semana de las elecciones la diferencia entre encuestas genera tensión, incertidumbre y hasta pánico. Sin embargo, en la de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA, Iván Duque alcanza una amplia ventaja.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1886

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.