finanzas personales

¿Cómo ganar dinero mientras se estudia? Estas son algunas ideas

Tres formas para que un alumno obtenga ingresos monetarios.


La época universitaria está marcada por diferentes factores y uno de ellos es el económico. Al iniciar los estudios, muchos jóvenes deben suplir gastos que no solo abordan el pago de la matrícula e inscripción, sino que también están destinados a la alimentación, el material de trabajo e incluso al entretenimiento.

En Colombia, existen universidades o institutos que cuentan con doble modalidad de horarios y eso les facilita a algunos alumnos trabajar y estudiar. Sin embargo, no todas las mallas curriculares y académicas son las mismas, por lo que hay planes de estudio que devengan pasar la mayoría de tiempo en las instituciones de educación superior, tecnológica o técnica.

Sea cual sea el caso, hay alternativas para obtener dinero, mientras un estudiante se encuentra en etapa de formación.

De acuerdo con información del software administrativo y contable Siigo, las nuevas tecnologías han tomado relevancia durante los últimos tiempos. En realidad, las redes sociales son las principales protagonistas hasta el punto en el que son una forma de obtener ingresos.

En la línea de la era digital, dar uso a plataformas como YouTube, Instagram, LinkedIn, Facebook y, ahora, la popular aplicación china TikTok es una solución viable para adquirir dinero. Así que el software para micro, pequeñas y medianas empresas, aconseja iniciar en el mundo de la creación de contenido académico, pues muchos quisieran aprender varios de los conocimientos que se adquieren en la etapa de estudios.

Un nano influencer, es decir, un usuario que acumula entre 2.000 a 5.000 seguidores, puede llegar a recibir entre 10 y 100 dólares por publicación ($40.000 y $400.000 en Colombia), según el portal AZ.

Getty Images
Hoy en día las redes sociales van más allá de la exposición y son consideradas como un modelo de negocio y fuente de ingresos. Foto: Getty Images. - Foto: Getty Images

Por otro lado, si la persona no es buena en el manejo de redes sociales, puede considerar ser tutor o monitor. Resulta que no todas las personas tienen la misma retentiva y, por ende, se les dificulta aprender del mismo modo que otros.

Es así como nace el modelo de monitores académicos, estudiantes que apoyan a quienes necesitan comprender un tema impartido en clase. Algunas instituciones suelen remunerar el trabajo de los educadores junior por horas y otros de manera mensual o semestral.

Respecto al monto, la tarifa depende de cada monitor y el pago por horas suele ser un negocio individual. Por su parte, quienes laboran con el instituto académico en el que estudian podrían recibir hasta medio salario mínimo. Por ejemplo, según información consignada en la página web de la Universidad del Rosario, en Bogotá, los estímulos económicos que podría recibir un monitor académico corresponden al 50 % del total de horas que dicta el profesor titular de la asignatura.

Cabe señalar que, usualmente, las personas que son monitores tienen un buen promedio académico.

Por último, si las plataformas digitales y la educación no son de total agrado, se puede recurrir a la venta de un producto para acumular plata. En otros términos, se le conoce como emprender.

La industria financiera Fintech comparte en internet que hoy en día es más fácil conseguir recursos en comparación con épocas anteriores, pero, para ello, es necesario crear equipos o buscar fuentes de financiación.

Entre los apoyos del Gobierno se encuentra el del Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena). La entidad cuenta con el Fondo Emprender que ofrece capital semilla para aprendices o asociaciones.

Existen casos de emprendimientos que han llegado a consolidad una empresa.
Existen casos de emprendimientos que han llegado a consolidad una empresa. - Foto: getty images

También, nunca está de más recalcar la necesidad de ver el ahorro como una fuente de ingresos. El Banco de América de los Estados Unidos comparte tres consejos para acumular dinero:

  • Hacer un presupuesto personal.
  • Fijar un monto de ahorro mensual.
  • Trazar objetivos a mediano o largo plazo que se pueden hacer realizad con la moneda de cambio.