Tendencias

Home

Mundo

Artículo

La aplicación contribuye a enfrentar algunos de los los grandes problemas que se han desarrollado a través de las redes sociales tradicionales.
La pequeña fue entregada a su abuela materna. Imagen de referencia. - Foto: Getty Images/iStockphoto

mundo

Madre intentó vender a su hija de dos años por 400 dólares en redes sociales

La mujer fue capturada y quedó a disposición de la justicia.

Capturan en Ecuador a una mujer que, al parecer, estaba utilizando las redes sociales para presuntamente vender a su hija de dos años por 400 dólares.

“Después de varias diligencias desde las 4:30 más o menos que se tuvo conocimiento, se supo que la ciudadana llegaría al terminal terrestre para tratar de ofrecer a la menor de edad y venderla”, narró Ángel Tandazo, director nacional de la Policía Especializada en Niños, Niñas y Adolescentes.

Aseguran que la mujer realizó la publicación como si se tratara de la comercialización de un objeto, por medio de su cuenta en Facebook, en donde dejó su número de WhatsApp para que la contactara quien estuviera interesado en su pequeña.

Indignados, algunos cibernautas pusieron en conocimiento de las autoridades ecuatorianas el hecho, quienes dieron apertura a una investigación para dar con el paradero de la mujer.

Una vez capturada, afirman que la mujer le manifestó a las autoridades que estaba vendiendo a su hija porque no contaba con los recursos económicos para su sostenimiento, dado a que supuestamente su pareja las había abandonado.

La mujer fue enviada a prisión, mientras que la pequeña de dos años fue entregada a su abuela materna, quien dijo no haber estado enterada de lo que estaba haciendo su hija en las redes sociales.

Niña se reencontró con su mamá tras perderse en tren de Melbourne

Mediante un video difundido en redes sociales por distintos medios internacionales de noticias, y captado por las cámaras de seguridad de una estación del tren de la ciudad de Melbourne, en Australia, se puede ver el momento en que, en medio de juegos propios de los niños de su edad, una menor de cinco años, quien viajaba con su madre en el medio de transporte, saltó fuera del vagón, sin calcular el tiempo de apertura de las puertas de este, con tan mala suerte que no alcanzó a volver dentro.

En la estación, dos personas pudieron evidenciar lo sucedido. No obstante, pese a correr para evitar que las puertas del tren se cerraran, no lo lograron, y la niña se quedó sola en la estación, mientras que su madre prosiguió en el viaje.

Afortunadamente, el momento de angustia de la menor pudo ser controlado por las mismas personas que intentaron ayudarle inicialmente, quienes evitaron que la menor entrara en pánico por la ausencia de su madre, y la condujeron ante las autoridades policiales, las cuales tomaron la custodia de la niña y coordinaron, al parecer con los uniformados de la siguiente estación, para informar a la angustiada madre, que la menor se encontraba a salvo, y que podría dirigirse al sitio donde ocurrió el impase para volver a reunirse con su hija.

En el video se ve cómo, mientras la niña espera calmada en una silla, acompañada por los agentes de Policía, al lugar regresa la agitada madre, quien empujaba un cochecito de bebé en el que llevaba a otro infante, y al encontrar de nuevo a su hija, se funden en un abrazo.

Según precisan medios internacionales, los hechos ocurrieron en la estación de South Yarra, en el referido sistema de transporte de Melbourne.

Tras el hecho, la Policía exaltó la colaboración de los “buenos samaritanos” que, tras percatarse de la situación, se hicieron cargo de la niña para evitar algún hecho lamentable, referido a algún intento de la niña por correr detrás del tren o incluso que esta cayera a las vías de ese sistema.

La Policía también exaltó la importancia de mantener la presencia permanente de los uniformados en las estaciones, refiriendo que dicha colaboración de los agentes presentes también fue clave para lograr la reunificación de esta familia que se separó momentáneamente.

Pese a que la versión de algunos medios habla de que la menor salió del tren en medio de juegos, otros refieren que en efecto sí era el lugar en el que tenían que descender del servicio público; no obstante, la madre no habría alcanzado a hacerlo, debido a dificultades en la manipulación del coche y el manejo del bebé que llevaba.

En cualquiera de los dos casos expuestos, lo más importante es que, afortunadamente, las situaciones se dieron para que se facilitara la rápida reunificación de esa familia.