emprendimientos

¿Cómo convertir el hogar en una galería de arte personal?

Mejorar la decoración ayuda a que la casa sea un espacio más agradable.


El lugar donde se vive, ya sea casa, apartamento o una habitación, es uno de los espacios más importantes en el desarrollo de la vida diaria, ya que aquí es donde se comparte con la familia, allegados o las personas se resguardan y desconectan del mundo exterior. Estos lugares generalmente revelan rasgos de la personalidad de quienes los habitan.

Así mismo, con la llegada de la pandemia y el fortalecimiento del teletrabajo, el hogar se convirtió en un espacio mucho más importante, debido a que en muchos casos aumentó la cantidad de tiempo que allí se pasa y se tuvo que recurrir incluso a crear un espacio únicamente para las actividades laborales.

En este tema, si bien son importantes aspectos como la limpieza, la comodidad y hasta la economía, a la hora de sentirse a gusto en casa; un factor que generalmente se descuida, pero que es tan importante como todo lo demás, es la decoración. Esto último, según los expertos, permite que las personas se sientan a gusto y aumenten su sentido de pertenencia por este espacio.

En entrevista con SEMANA, Victoria Uribe, artista de la marca Giverny, un cuadro, un arreglo de mesa personalizado, una pintura, cojines decorados o cualquier otro elemento de este tipo; tienen una incidencia directa en la belleza y estética del hogar; lo cual, sin querer cambia la perspectiva de cómo se ven las cosas.

Arte en casa
Arte en casa - Foto: Cortesía - Giverny

“Hay una frase muy linda que dice que el hogar moldea el espíritu de quien la habita, según como tu sientas el hogar, así mismo tu hablas, tu actúas o te sientes. No es lo mismo estar sentado en un sofá rojo, que en uno azul. Este tipo de cosas tienen una incidencia en nuestra personalidad que generalmente no se tienen en cuenta”, dijo esta mujer.

Un ejemplo de lo que pasa con la decoración, según esta profesional del arte, se dio con la pandemia y el confinamiento; ya que el encierro hizo que muchas personas optaran por decorar su casa con flores o líneas de la naturaleza.

“La gente buscaba tener en sus hogares dibujos de flores, de plantas, de pronto un cuadro con césped pintado o con bosques. El encierro hizo que las personas buscaran sentirse libres y es ahí donde podemos demostrar que el arte es un gran aliado para que las personas se enamoren mucho más de sus hogares”, agregó Victoria Uribe.

Pese a todo esto, uno de los principales obstáculos a la hora de lograr que el arte y el color se apoderen de las casas o apartamentos, es el dinero. Juliana Cortés, fundadora de Giverny, aseguró que con el tiempo la gente se ha hecho a la idea errónea de que tener una pintura o un cuadro en el hogar es muy caro.

“Esto desincentiva a las personas que quieren llevar algo bonito a su casa, sin embargo, esto no es tan así. Hay marcas como la nuestra, por ejemplo, en la cual se puede comenzar con un cojín, un centro de mesa o algo pequeño y con el paso del tiempo se van adquiriendo más y más cosas”, dijo esta joven empresaria, que empezó el negocio junto a su mamá, como una alternativa a la pandemia.

En esta entrevista, ambas mujeres contaron que desde que empezaron con su emprendimiento se han encontrado con muchas personas que, según Juliana, “luego de darse cuenta lo fácil que es convertir la casa en una galería de arte se animan y hoy en día han logrado tener espacios muy bonitos en sus hogares”.

“Hace muchos años, cuando yo visitaba las galerías de arte veía que esto era lejano, era algo intocable que solo se usaba para maravillarse y contemplar. Luego uno salía y veía que habían piezas o pequeñas reproducciones que uno sí se podía llevar. Ahí fue cuando pensamos en por qué no tener esto en mis muebles o en unos individuales y así empezamos con este emprendimiento”, agregó Victoria Uribe.

Tanto Juliana, como su madre Victoria, coincidieron en que no es necesario optar siempre por los cuadros o las pinturas, para que la casa tenga vida, destacando que hay muchos espacios que se pueden aprovechar como los muebles, las paredes, las mesas de centro o el comedor; todos estos lugares, bien utilizados, se prestan para abrirle paso al arte.

Victoria Uribe y Juliana Cortés - Giverny
Victoria Uribe y Juliana Cortés - Giverny - Foto: Cortesía - Giverny

“Empiecen por algo pequeño, vayan de poco en poco, opten por darle más color al hogar y verán que de esta forma se puede dar vida y hacer que la casa, el apartamento o hasta una habitación se convierta en una galería, en la cual se sientan a gusto y amen estar allí. No es necesario comprar todo de una sola, de a pocos también se puede”, concluyó Juliana Cortés.

Giverny es un emprendimiento creado por estas dos mujeres, madre e hija, quienes ante las adversidades que trajo consigo la pandemia, decidieron emprender y apostarle al talento de Victoria y el conocimiento del mundo de los negocios de Juliana, para crear una empresa familiar, con la que hoy llevan arte a miles de hogares en todo el país.