finanzas

Crédito hipotecario: ¿cómo solicitarlo y qué requisitos piden los bancos?

Para un crédito hipotecario, el valor máximo que una entidad financiera le puede otorgar es el 70 % del valor del inmueble.


Actualmente, en Colombia existen diversas formas de adquirir vivienda propia. Una de ellas es por medio de un crédito hipotecario, modalidad de préstamos que consiste en un crédito a largo plazo que toma como garantía el inmueble que se quiere adquirir.

Bajo esta modalidad, la entidad bancaria realiza un estudio crediticio, por lo cual se deben tener en cuenta varias condiciones, entre ellas, tener un buen historial crediticio con el fin de garantizarle a la entidad el pago puntual de las obligaciones. Así mismo, se debe contar con la cuota inicial del inmueble o de la inversión, valor que podrá ser de entre el 20 % y 30 % del valor total del inmueble. Asimismo, para los bancos es importante no haber presentado moras en los pagos de los compromisos financieros durante los últimos 12 meses.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que lo máximo que prestan estas entidades es el 70 % del valor del inmueble. Por lo general, la tasa de interés anual es fija y los intereses se pagan mes vencido. De este modo, cada entidad financiera tiene la autonomía de definir los requisitos y tasas de interés para solicitar dicho crédito.

De acuerdo con metrocuadrado.com, entre las razones por las que se debería solicitar este método de financiación está la posibilidad de comprar vivienda más rápido y el derecho que se adquiere de “deducir el valor pagado por intereses e inflación hasta la suma de 1.200 UVT”.

Requisitos generales para solicitar un crédito hipotecario

  • Ser mayor de 18 años.
  • Tener documento de identidad y presentar la fotocopia de la cédula.
  • Diligenciar la solicitud de crédito hipotecario establecido por el banco.
  • Copia de la escritura pública del inmueble.
  • Certificado de tradición y libertad, con máximo 30 días de vigencia para vivienda usada o 90 días para vivienda nueva.
  • Promesa de compraventa del inmueble o carta de intención de venta.
Para un crédito hipotecario, el valor máximo que una entidad financiera le puede otorgar es el  70% del valor del inmueble.
Para un crédito hipotecario, el valor máximo que una entidad financiera le puede otorgar es el 70% del valor del inmueble. - Foto: 123RF

De esta manera, los requisitos pueden variar dependiendo el status laboral que tenga en el momento; por ejemplo, los trabajadores independientes deben agregar a los anteriores documentos el certificado de ingresos y retenciones y/o declaración de renta y los extractos bancarios de los últimos tres meses. Para el caso de las personas pensionadas, deberán anexar la fotocopia del último comprobante de pensión.

Recomendaciones para solicitar un crédito hipotecario

Revise sus ingresos: es recomendable buscar una propiedad y un crédito que tenga cuotas que vayan a superar el 30 % de sus ingresos mensuales.

Cotice en varios bancos: por lo general, las personas se quedan con la información que les otorga uno o dos bancos; sin embargo, es importante explorar todas las opciones posibles con el fin de obtener una buena tasa de interés y conocer cuáles serán los gastos administrativos y los seguros a los que estará sujeto.

Simulador de crédito: al ingresar a los sitos web de los bancos, este le brindará la opción de calcular el costo total del préstamo, de tal modo que puede conocer las cuotas que pagaría. Es esencial que compare estos datos con la capacidad de endeudamiento para ver si puede sustentar el crédito.

Cuide el historial crediticio: recuerde que el primer paso que realizan las entidades para saber si es apto o no para un crédito es evaluar el historial crediticio. De este modo, es fundamental estar a paz y salvo con las deudas y optimizar el puntaje en las centrales de riesgo. Recuerde que el puntaje óptimo debe estar por encima de 700 puntos.

No solicite créditos en dos bancos diferentes: siempre que se solicita un préstamo, los bancos acceden al historial crediticio; esta consulta deja huellas en su información, que al ser consultada varas veces son asimiladas como una señal de desesperación, lo cual reduciría los puntos de evaluación del crédito.