Tendencias

Home

Crédito

Artículo

Crédito / Tarjeta de crédito
Los bancos suelen negar los créditos a las personas que no han sabido manejar su vida financiera. Foto: Getty Images. - Foto: Getty Images/iStockphoto

economía

Trucos para cuidarse ante las centrales de riesgo y no fallar a la hora de pedir un crédito

Su vida crediticia le podrá ayudar a adquirir vivienda, pero hay errores que se cometen y que le cierran las puertas en los bancos.

El acceso a un crédito es la alternativa que muchos colombianos encuentran a la hora de querer comprar vivienda, vehículo, pagar estudios o simplemente adquirir un bien o un servicio cuyo valor en el mercado es elevado.

Aunque los bancos tienen en sus portafolios diferentes productos diseñados para cada una de las necesidades, lo cierto es que a la hora de solicitarlos, los usuarios deben cumplir con una serie de requisitos que los hace viables o no.

Uno de ellos es su historial crediticio, en el que consultan cómo usted ha manejado sus obligaciones bancarias, si ha dejado de cumplir con las cuotas pactadas para el pago de sus productos o si está reportado en centrales de riesgo; este análisis le entrega a la entidad financiera un perfil suyo que le permite saber si le debe o no aprobar el crédito solicitado y a cuánto asciende el monto que se le puede desembolsar.

¿Cómo cuidar su historial crediticio?

Es importante que sepa que un crédito o una tarjeta de crédito implican una serie de responsabilidades y obligaciones que usted debe cumplir al pie de la letra si quiere que su ‘scrore’ se mantenga en los puntajes indicados para futuras solicitudes.

El portal del banco BBVA entregó una serie de recomendaciones que le ayudarán a cuidar y proteger su historial crediticio, hoja de vida dentro del sector financiero, que le abrirá o cerrará las puertas a la hora de buscar un préstamo.

Conoce su capacidad de pago

Mucha gente acude a los bancos sin tener presente que la obligación que planea adquirir supera su capacidad de pago o endeudamiento. En este caso, la recomendación es que sus deudas no superen el 30 % de sus ingresos mensuales; así mismo, es prudente hacer una lista de los pagos fijos mensuales que debe hacer para saber si puede echarse una carga más sobre los hombros.

Puntualidad

Es uno de los puntos claves a la hora de quedar bien parado frente al sistema financiero. El cumplimiento de sus obligaciones en el tiempo pactado es una buena señal para los bancos, pues demuestra solidez financiera, una buena señal a la hora de solicitar un crédito.

Atrasarse un par de días no es grave y no se representará en una peor calificación; sin embargo, hacerlo de forma recurrente o acumular una deuda habla muy mal de usted y seguramente los bancos no darán visto bueno a su solicitud.

Ordene sus finanzas

Saber cuánto recibe y cuánto gasta es un aspecto clave para dimensionar que valor puede solicitar a un banco a la hora de endeudarse. Esto le ayudará a ser cumplido con sus pagos y a mantenerse al día ante las centrales de riesgo.

Recuerde que antes de adquirir cualquier obligación financiera, es necesario preguntarse si es necesario incurrir en ese gasto. Si la respuesta es no, es preferible que siga ahorrando y recurra al crédito cuando en verdad sea apremiante.

Aplicaciones para manejar sus finanzas

Akana

Akana es un servicio totalmente gratuito que ayuda a analizar el estado de la salud financiera de cada persona. Con base en más de 50 métricas, genera un informe que se recibe a través del correo electrónico, con estadísticas sobre los gastos y ahorros, además de tips que se pueden aplicar en el día a día para mejorar el performance y alcanzar el equilibrio perfecto.

Fintonic

Se trata de una app para celular. Es española y posiblemente de las aplicaciones de finanzas personales más conocidas y recomendadas. Su funcionamiento es bastante sencillo: solo se tienen que agregar las cuentas bancarias, hipotecas y otros productos y la app unifica, organiza y analiza todos los gastos e ingresos que releva. Entre las funcionalidades más interesantes está la visualización de la información en gráficos, además de un apartado de consejos para el usuario.

Tener una buena salud financiera es clave para estar preparado frente a posibles contingencias. - Foto: Getty Images

Monefy

Monefy es otra app que permite centralizar todo sobre los gastos, pero a diferencia de la anterior, no es necesario vincularla con ninguna cuenta bancaria porque cada persona debe ir introduciendo a mano sus gastos, que se pueden categorizar. Al tener que ser cargarlos por el usuario, también hace que sea más consciente de ellos. Es ideal para los más celosos de la privacidad y puede sincronizarse en varios dispositivos.

Wallet

En Wallet también se pueden agregar las cuentas, diferenciar los gastos por categorías y ver gráficas para comparar los gastos del mes corriente con períodos anteriores. Esta herramienta también ofrece la posibilidad de incluir pagos programados, para tener en cuenta lo que se tiene que pagar en los próximos días y considerarlos en los presupuestos. Como curiosidad, permite calificar si cada uno de los gastos mereció o no la pena hacerlos.

Kakebo

Para las personas que todavía prefieren el mundo analógico, el Kakebo es un método japonés para ahorrar y gestionar las finanzas domésticas. Consiste en apuntar diariamente todos los ingresos y gastos, sin excepción, organizándolos en diferentes categorías, que ayudan a tener una visión completa de en qué se va el dinero. La edición que se comercializa en librerías incluye consejos y ejercicios, además de tablas y listas para registrar todos los movimientos de la economía.