gente

Esperanza Gómez no se retira del porno

La actriz desmintió los rumores que anticipaban su salida de la industria del cine para adultos y aseguró que, aunque esté concentrada en otros proyectos, no está cansada de la pornografía.


Esperanza Gómez fue tendencia en las redes sociales ayer, pero esta vez no por sus acostumbradas y atrevidas intervenciones. El rumor de que la soberana colombiana de la industria XXX dejaba su trono para siempre provocó una oleada de suspenso en la comunidad virtual.

Y ante el crecimiento desbordado de los rumores, a la actriz le tocó desmentir su anticipado retiro. En declaraciones para la cadena blu Radio y La W, la caldense de 32 años aseguró que es “absolutamente falso que vaya a dejar de ser actriz de entretenimiento para adultos. No sé de dónde sacan eso, nunca he dicho que me voy a retirar”.

De acuerdo con la actriz, en el pasado sí ha recibido sugerencias de su círculo cercano de alejarse la industria XXX y emprender una carrera en el negocio mainstream, que fue lo que señalaron algunos medios. No obstante, la actriz afirmó que no quiere seguir ese camino por el momento y que no está cansada de la industria. “Yo amo la pornografía”, subrayó.

Por otra parte, precisó que si bien lleva más de un año sin filmar escenas pornográficas, eso no indica que esté retirada de la industria. Según Esperanza, está enfocada en su sitio web pero también se encuentra en conversaciones previas para volver a los sets de grabación. 

De hecho, una de esas conversaciones tiene que ver con un ambicioso proyecto que le viene rondando hace tiempo a la actriz. Se trata de fusionar el poder de las redes sociales con una producción pornográfica, en la cual sean los usuarios quienes escojan los actores y las escenas, y que puedan ver en vivo y en directo cómo se produce una película XXX.

A pesar de ser una de las actrices mejor pagadas del medio, los rumores que circularon indicaban que la caldense no estaba de acuerdo con el dinero que recibía por sus producciones. Resaltaban el hecho de que la actriz llevaba más de un año sin grabar una escena y que sus actividades paralelas como bloguera en su recientemente lanzado sitio web indicaban que Esperanza estaba mudándose hacia ese negocio.