Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/7/2012 12:00:00 AM

Fue un asesinato

Durante siglos se ha especulado si Caravaggio, el pionero de la pintura barroca y autor de la obra Judith y Holofernes, murió de malaria o fue víctima de una intoxicación por el plomo con el que fabricaban los óleos.

Fue un asesinato Fue un asesinato
Durante siglos se ha especulado si Caravaggio, el pionero de la pintura barroca y autor de la obra Judith y Holofernes, murió de malaria o fue víctima de una intoxicación por el plomo con el que fabricaban los óleos. Sin embargo, esas teorías podrían venirse al piso gracias a un estudio reciente que sostiene que fue asesinado por los Caballeros de Malta, una orden religiosa fundada en el siglo XI. Según el historiador Vincenzo Pacelli, el pintor italiano mató a uno de los templarios en uno de sus famosos arranques de ira. Estos juraron venganza y, en 1610, arrojaron su cuerpo al mar. De ser cierto, eso explicaría por qué no existen registros oficiales de su deceso, sobre todo, si se tiene en cuenta que su hermano era sacerdote y seguramente habría presidido su funeral. Aunque Pacelli se basó en documentos del archivo secreto de El Vaticano, otros expertos creen que los restos del artista reposan en un osario de la iglesia de Porto Ercole.

EDICIÓN 1942

PORTADA

“De lo ilegal se encargan ellos”: las denuncias que tumbaron al general Parra

SEMANA revela los testimonios y las investigaciones por irregularidades en manejos de dinero que desembocaron en la salida del brigadier general César Parra, en medio del reciente remezón en el Ejército.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1942

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.