Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/1/2002 12:00:00 AM

"Hay personajes como el padre Amaro y peores"

El escritor español Pepe Rodríguez lanzó en Colombia su libro 'Pederastia en la Iglesia Católica'. SEMANA habló con él sobre este espinoso tema y los escándalos que rodean a esta institución.

SEMANA: En sus obras usted ha denunciado la corrupción y la deshonestidad de la Iglesia. ¿Es la misma que está mostrando ahora la película 'El crimen del padre Amaro'?

PEPE Rodriguez.: Leí el libro hace muchísimos años y se queda en un cuento de viejas en relación con lo que sucede en ciertas partes de la Iglesia actual. Lo que cuenta el libro y muestra la película no es nada del otro mundo. Hay personajes como el padre Amaro e infinitamente peores.

SEMANA: Usted dice que conoce nombres de cardenales, obispos y sacerdotes que no han caído en el escándalo. ¿Por qué no los denuncia o expone a la luz pública?

P.R.: Yo no pretendo el escándalo. Yo podría haber venido a Colombia y decir el nombre de un jesuita muy importante que es un sinvergüenza y decir porqué lo es. Podría dar nombres de prelados que sonrojarían a los católicos colombianos y del mundo. Pero no tiene sentido hacerlo. No es tan importante si el obispo tal se ha acostado con tal o ha violado a 100 menores. Me preocupa más el encubrimiento y ese es el real problema que hay en esta situación. Eso no es admisible.

SEMANA: ¿Por qué el Papa desearía ocultar este fenómeno?

P.R.: Porque su mentalidad es medieval, del siglo XVI, que ve a la Iglesia como un poder intocable, que está por encima de todo, de verdad absoluta e infalible. Es un Papa honesto pero también el más peligroso de los últimos dos siglos. Está fuera de nuestro tiempo. De moderno sólo tiene sus montajes de aparición ante el público que son de roquero. Pero lo externo no quita lo interno. Es un Papa medieval.

SEMANA: El cardenal colombiano Darío Castrillón, prefecto para el clero del Vaticano, dijo la semana pasada que los casos de curas pederastas eran muy pocos y habían disminuido en las últimas tres décadas, ¿qué comenta al respecto?

P.R.: Hay algunos casos que son de auténticos depredadores. Una minoría de los delitos sexuales cometidos contra menores fueron hechos por sujetos enfermos, con perfil sicopatológico de pedofilia, que es una enfermedad que encontramos en todos los ámbitos. Pero la mayoría de los delitos sexuales del clero son cometidos por sujetos que no buscan un niño o una niña para excitarse. Lo hacen con adolescentes porque no se atreven a mantener relaciones con un adulto.

SEMANA: ¿Por qué la Iglesia culpa tanto a los clérigos homosexuales si, como usted afirma, los responsables del escándalo eclesiástico no lo son?

P.R.: Porque la Iglesia siempre intenta echarle la culpa a otros. Es un intento de la parte más ultraconservadora de la Iglesia por culparlos. Pero no es un problema de homosexuales. Es muy cómodo culparlos ante los creyentes que son homófobos: "Tenemos al enemigo dentro, hay que echarlo".

SEMANA: ¿Cree usted que por ser el cardenal Castrillón latinoamericano no se han destapado escándalos en esta parte del mundo?

P.R.: No creo porque Castrillón y el Vaticano son demócratas: encubren a todos estén donde estén. A los más importantes más, a los menos importantes lo suficiente.

SEMANA: ¿Se necesita un milagro para que cambie la Iglesia?

P.R.: Un milagro no. Simplemente que haya gente honesta frente a la Iglesia, que crea en el Evangelio y no en el poder.

EDICIÓN 1906

PORTADA

“La gran bandera del gobierno es la equidad”

El presidente explica sus prioridades, qué problemas encontró, cómo quiere cambiar la política y cómo va a manejar su gobernabilidad.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1906

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.