Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/24/2010 12:00:00 AM

La castidad de Gandhi

La castidad de Gandhi La castidad de Gandhi
Mahatma Gandhi estaba obsesionado con su castidad. Tanto, que para desafiar sus impulsos sexuales, dormía y se bañaba con adolescentes de ambos sexos desnudos y los castigaba si hablaban de sexo. Experiencias como estas hacen parte del reciente libro Gandhi naked ambition (La ambición desnuda de Gandhi), una biografía del historiador Jay Adams que se centra en las costumbres eróticas -o antieróticas- del líder indio. Según el autor, la vida sexual de Gandhi empezó a sus 13 años, cuando se casó con Kasturba Kapadia, de 14, y tenían relaciones íntimas normales aunque dormían en camas separadas. Sin embargo, luego de un largo periodo de luchar en Sudáfrica, Gandhi consideró que la mejor forma de prestar un servicio a la humanidad era asumir la pobreza y la castidad. A los 38 años dejó de acostarse con su esposa. Entonces empezó a poner a prueba su castidad, y para esto cerraba los ojos mientras sus acompañantes lo bañaban y le daban masajes. El libro también narra cómo después de la muerte de su esposa, Gandhi continuó acostándose con varias mujeres mucho menores que él, incluso familiares. El 30 de enero de 1948, día en que un extremista lo asesinó a tiros, Gandhi, de 78 años, había compartido lecho con la esposa de su sobrino nieto, una jovencita de 18.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.