Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/13/1999 12:00:00 AM

MEDELLIN DE LUTO

MEDELLIN DE LUTO MEDELLIN DE LUTO
El pasado 28 de julio la sociedad paisa se vistió de luto por la muerte de María Teresa Posada
de Mora. Esta incansable mujer se convirtió en emblema de servicio y, aunque nunca ocupó un cargo público,
eso no fue excusa para dejar de trabajar por el desarrollo de las clases menos favorecidas al frente de la
Corporación Bienvenida Colombia. A pesar de sus obligaciones como madre y esposa, María Teresa no
hizo a un lado sus inquietudes intelectuales y durante varios años dictó clases de cultura, arte, estética y
urbanidad. Su espíritu emprendedor y su ferviente fe religiosa le permitieron ganarse el cariño de los
medellinenses, quienes acudieron masivamente a darle el último adiós a una de sus mujeres más queridas.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Así se vivió el primer campeonato africano de 'Fútbol Freestyle'

    close
  • Se cumplen 30 años del Concierto de Conciertos

    close
  • La respuestas a la tala de árboles

    close
  • Rodrigo Pardo analiza la encuesta de Invamer

    close
  • "El mundo cambió. Hoy se requiere mayor flexibilidad en las normas laborales"

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.