gente

¿No lo dejan entrar? Incómodo video de Piqué esperando a sus hijos fuera de la casa donde vivió con Shakira

Un video captó la llegada del futbolista a la residencia donde convivía con su familia.


Shakira y Gerard siguen en el ojo del huracán con la tensa situación que atraviesan actualmente por los procesos legales que definirán el futuro de sus dos hijos, Milan y Sasha. Ambos famosos se enfrentan a decisiones y cambios bruscos en sus vidas, teniendo en cuenta que compartieron por más de diez años, al punto de construir su propio mundo.

En medio de la espera que viven los fanáticos de la pareja por conocer cuál será el camino que tomará la familia Piqué-Mebarak una vez se cierre el caso, las miradas de los curiosos siguen posadas en las breves apariciones que tienen los famosos de forma pública. El futbolista y la cantante han sido vistos en viajes, vacaciones y encuentros en otras ciudades lejos de su hogar.

Tras varias semanas visitando la playa, los principales estadios de ciudades como Los Ángeles, y los restaurantes y paisajes mexicanos, los pequeños han regresado a su tierra para reencontrarse con su papá. En este espacio, ubicado en los próximos 15 días, ambos niños disfrutarán junto al futbolista de otros momentos especiales mientras se decide cuál es el acuerdo al que llegaron los abogados.

Recientemente, Gerard Piqué fue protagonista de un inesperado video que salió a la luz, en el que se le puede observar llegando a la residencia donde convivió con la barranquillera y sus hijos desde hace varios años. En el clip, filtrado por la prensa internacional, se detalla lo serio que acude el jugador al lugar, mientras se ubica fuera y espera a que la puerta se abra.

En las imágenes captadas se aprecia al defensa del Barcelona de pie muy cerca de la entrada, esperando pacientemente a que Sasha y Milan salieran del hogar con sus maletas y objetos personales para desplazarse a otro sitio.

“Diez minutos”, afirmaron los medios europeos sobre la incómoda espera que tuvo el español mientras los menores eran entregados por su madre para que pasaran tiempo con él.

En el videoclip que se difundió se observa a Piqué sacando una bolsa del maletero del carro, además de recibir una enorme maltea y llevarla hasta el baúl. Pese a que le costó un poco moverla, probablemente por lo pesada que estaba, el español logró acomodarla y prepararse para las vacaciones que disfrutaría con los niños.

Aunque no se sabe quién fue la persona que entregó este gran elemento perteneciente a Sasha y Milan, muchos quedaron sin palabras al ver que el futbolista ya no ingresa a la casa donde vivía, ni tampoco al garaje, donde evitaba ser visto por los paparazzi.

Varios seguidores señalaron que posiblemente el famoso ya no tiene permiso de entrar a la residencia, por lo que se ubica únicamente en la entrada. Otros mencionaron que la tensión con Shakira debe estar a flor de piel, por lo que prefieren no tener contacto o cercanía alguna.

¿Piqué le hacía el feo a Shakira?

Según se observa en un video de TikTok, los fans recordaron una escena grabada hace varios años durante una ceremonia con el plantel oficial del Fútbol Club Barcelona. Este evento contaba con la presencia de jugadores y figuras claves dentro de la organización deportiva.

En el post se ve que en el lugar estaba sentado Piqué, junto a Josep Maria Bartomeu, expresidente del club. A la izquierda del defensor español estaba ubicada Shakira, quien llevaba su pelo recogido y una blusa con brillantes.

El futbolista fue condecorado en esta fecha especial, por lo que se detalla a la intérprete de ‘Antología’ aplaudiendo y mostrándose completamente feliz por los logros de su pareja sentimental. Una vez Gerard regresa a su puesto, ubicado en la primera fila, la artista se lanza a abrazarlo y darle un beso por este momento significativo.

Sin embargo, en la grabación se puede apreciar cómo Piqué se concentra en saludar a Bartomeu y dialogar con él, por lo que termina ignorando el gesto cariñoso de su novia. La barranquillera se quita y seca sus ojos, ya que aparentemente estaba llorando.

No obstante, pese a la indiferencia del español, la colombiana se acomodó en su silla y pasó su mano por debajo del brazo de él, sin obtener una respuesta afirmativa. El futbolista siente cómo ella lo trata de agarrar y decide quitar sus manos para aplaudir.