gente

Vendedor regañó a Juan Diego Alvira en pleno noticiero y le pidió: “No desinforme”

El presentador se trasladó a la Plaza de Paloquemao para averiguar por el incremento de los precios de algunos alimentos.


José Antonio Ocampo, ministro de Hacienda, radicó oficialmente este lunes 8 de agosto ante el Congreso de la República la propuesta de reforma tributaria, que buscará recaudar inicialmente cerca de 25,9 billones de pesos.

“El Estado tiene una deuda social histórica. Los niveles de desigualdad han sido altos y persistentes. Este proyecto tiene como objeto avanzar fundamentalmente en dos dimensiones: disminuir las exenciones inequitativas y lograr la consecución suficiente de recursos para financiar el fortalecimiento del sistema de protección social”, precisó el funcionario.

Uno de los puntos que más controversia generó es el que especifica que los productos ultraprocesados van a tener un nuevo impuesto, debido a los potenciales efectos adversos que tienen en la salud de los colombianos.

De acuerdo con la iniciativa, el tributo de los alimentos como snacks, embutidos y polvos para preparaciones, entre otros, será del 10 % sobre el valor de cada uno de estos artículos, mientras que las bebidas azucaradas se gravarán en función del contenido de azúcar que tengan por cada 100 mililitros.

“El impuesto nacional al consumo de los alimentos ultraprocesados corresponderá al 10 %, sobre el precio de venta del bien, el cual será recaudado por el productor en la entrega en fábrica para su distribución, y posterior venta”, dice el texto de la reforma.

Tras este anuncio, el presentador de Caracol Noticias Juan Diego Alvira se trasladó este miércoles a la Plaza de Mercado de Paloquemao para hablar con la gente con respecto a este proyecto.

El tolimense aprovechó para preguntarles a algunos comerciantes sobre su situación económica actual e indicó que la inflación los ha afectado bastante.

Sin embargo, el periodista recibió como respuesta el regaño de un vendedor que se le acercó cuando empezó a explicar el aumento que tendrían los alimentos ultraprocesados, como los embutidos.

“No desinforme a la gente, a la mortadela no le van a subir”, precisó el comerciante ante la atenta mirada de Alvira, que estaba realizando uno de los pasos en cámara para el informativo.

Y es que el proyecto legislativo especifica que algunos productos no van a tener ningún tipo de aumento, debido a que son parte de la canasta familiar de los hogares colombianos en situación de vulnerabilidad.

“Considerando la importancia de algunos de estos productos en la canasta básica de los hogares colombianos, algunos bienes no serán gravados por este impuesto para no afectar el ingreso de los ciudadanos más vulnerables, entre los que se destacan la mortadela, la butifarra y el salchichón, entre otros”, puntualiza el documento.

De ahí la contundente afirmación del vendedor en contra de lo que el periodista Juan Diego Alvira estaba diciendo frente a la cámara.

Por el contrario, la reforma tributaria tocará a las personas cuyos ingresos mensuales superen los diez millones de pesos. Además, deja en firme la propuesta de acabar los días sin IVA, que le estarían costando al país más de 590.000 millones de pesos.

Otro cambio que llegará, si se aprueba esta iniciativa, está con las rentas exentas y deducciones, que bajarían de 5.040 UVT (120 millones de pesos) a 1.210 (50 millones), con lo cual queda cumplida la promesa de que se eliminarían muchas exenciones tributarias, con miras a llegar a las personas de mayores ingresos.