Construyendo país a través de las vías

Los proyectos de infraestructura vial son la clave del desarrollo integral de la nación.


Los expertos afirman que Colombia tiene una deuda histórica con el desarrollo y el progreso. Este rezago histórico es la infraestructura vial. Por lo anterior, los proyectos público-privados que promueven la construcción de vías, puentes, túneles e interconexiones regionales son fundamentales para salir de un retraso de más de 50 años.

Una de las empresas más importantes del país, por su experticia y trabajo en la ejecución de megaproyectos de infraestructura, es KMA: nacida en Bogotá hace más de 19 años y gestora de importantes concesiones de tercera y cuarta generación como Transversal del Sisga, Autopista Conexión Norte, Córdoba-Sucre, Ruta Caribe 1 y Ruta Caribe 2, entre otros.

Para Menzel Amín, presidente de la compañía, “KMA le apuesta al desarrollo del país, generando más de 7.000 empleos directos e indirectos entre el talento humano de la compañía y los trabajadores de las concesiones, cualificando y formalizando el empleo nacional y exaltando la calidad de la ingeniería colombiana”

Lea también: Infraestructura en Colombia está "atrasada" por falta de vehículos de inversión

Una de las principales características de esta empresa es el cumplimiento del ciento por ciento de los contratos que ejecuta con la nación y la entrega de los proyectos en los tiempos estimados. “Nosotros construimos país a través de vías, por eso el cumplimiento a cabalidad de los proyectos es innegociable para nosotros”, afirma Amín. 

Dentro de las obras destacadas de KMA se encuentra Ruta Caribe 1, una obra que conecta Cartagena y Barranquilla, para integrar los dos polos de desarrollo portuario del país, aumentando la eficiencia, efectividad y tiempos de traslado entre las dos ciudades. Esta obra tuvo una inversión de 1,2 billones de pesos y contempló la construcción de más de 160 kilómetros de dobles calzadas y 250 de rehabilitaciones, así como la operación y mantenimiento de todo el corredor vial. 

La Ruta Caribe 2 estaría próxima a iniciar y contemplaría la intervención de 279 kilómetros de vías, así como la construcción de 100,5 kilómetros de doble calzada, 23,27 kilómetros de variantes, dos puentes y seis intercambiadores a desnivel por la vía de La Cordialidad, aumentando el alcance de carga en doble calzada. Este proyecto tendrá un costo total de 4,49 billones de pesos, de los cuales 1,12 serán destinados a la construcción de obras nuevas (Capex) y 3,3 son para operación y mantenimiento (Opex).

Otro de los proyectos propuestos por KMA a la nación es Autopistas del Sinú, que reemplaza el proyecto 3G Córdoba- Sucre, el cual está a cuatro años de revertir a la nación, aumentando la cercanía entre Montería y Sincelejo. Autopistas del Sinú mejorará significativamente la conectividad mediante la construcción de segundas calzadas y variantes, elementos determinantes para mejorar la competitividad y movilidad de la región Caribe. 

Para Amín, “hoy más que nunca el desarrollo de infraestructura es la mejor manera de contrarrestar los efectos económicos ocasionados por la pandemia de la covid-19”. De allí la importancia de proyectos de iniciativa privada como el Corredor Portuario de Cartagena, presentado por KMA a la ciudad en 2019. El nuevo Corredor Portuario plantea una inversión total de 1,9 billones de pesos y tendrá como objetivo aumentar y mejorar la infraestructura para el transporte de carga terrestre que ingresa y sale por el puerto de Cartagena, el cual se ha incrementado de manera exponencial en los últimos años y es clave para la competitividad, movilidad y el comercio exterior de la ciudad y el país.

En 2019, el proyecto Corredor Portuario de Cartagena fue aprobado y adjudicado por la administración municipal de Cartagena, cumpliendo las etapas de prefactibilidad y aprobación de la prefactibilidad. Esta megaobra busca modernizar drásticamente la infraestructura del distrito, construyendo la Quinta Avenida de Manga, la rehabilitación de 44 kilómetros de vías, intervención de 66 kilómetros de calzadas de dos carriles, la construcción 2,2 kilómetros de ciclorrutas y la habilitación de cerca de 100.000 metros cuadrados de espacio público, obras que mejorarán la calidad de vida y el entorno de la ciudad, teniendo en cuenta que Cartagena es una de las ciudades con menos espacio público por habitante del país. 

Le puede interesar: Bogotá y Cundinamarca firman 4 convenios para infraestructura de transporte

La gran apuesta de KMA es la interconexión entre las regiones del norte y centro del país. La APP Autopistas del Sinú, por ejemplo, se unirá con las otras dos APP de iniciativa privada presentadas por KMA: Autopistas del Caribe, Autopistas del Sinú y Corredor Portuario, tres proyectos que suman inversiones por alrededor de 3 billones de pesos, que en proyección a 35 años de concesión son cerca de 11 billones de pesos y pueden generar aproximadamente 18.000 empleos directos e indirectos.

Actualmente, la compañía también desarrolla la 4G Transversal del Sisga, que va desde el sector del Sisga, transcurriendo hacia el suroriente por el Valle de Tenza entre los departamentos de Cundinamarca y Boyacá, y finaliza en el departamento del Casanare, en el municipio de Sabanalarga, conectando el centro del país y los Llanos Orientales. Este proyecto cuenta con un avance de 85,7 por ciento, tiene una inversión de 966.849 millones de pesos y grandes retos de ingeniería como la atención de sitios inestables, el reperfilamiento de 15 túneles y la construcción de puentes vehiculares.

Otro proyecto importante de la compañía es Autopista Conexión Norte, un proyecto de 1,3 billones de pesos que conecta al Bajo Cauca antioqueño con la costa caribe y que ha sido impactado por el orden público. Cuenta con una longitud total de 145 kilómetros y contempla tres obras principales: una nueva vía en calzada sencilla entre los municipios de Remedios y Zaragoza, el mejoramiento de la calzada actual entre Zaragoza y Caucasia y la construcción de una variante en calzada sencilla en Caucasia, que ya está en operación.