Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
;
DAVITA

| 7/28/2018 5:00:00 AM

Donde las multinacionales quisieran estar

DaVita analiza los pros y los contras del Sistema Nacional de Salud y plantea cómo puede mejorar en el futuro.

Donde las multinacionales quisieran estar Todo el equipo de trabajo de DaVita está comprometido para garantizar la calidad de vida de los pacientes Foto: comercial

Los futuros gobiernos de Colombia enfrentan grandes retos para mejorar el sistema de salud. Consisten, entre otros, en facilitar el flujo de recursos económicos que permita a las clínicas operar normalmente; aumentar la seguridad jurídica y financiera que atraiga una mayor inversión extranjera en el país; dar incentivos atractivos a las EPS por mejores programas de prevención a sus afiliados; y operar una Superintendencia de Salud más efectiva en sus controles al sistema.

Solucionar estos desafíos, en opinión de Milena Silva Manotas, vicepresidenta comercial de DaVita, haría del sistema de salud de Colombia uno de los mejores. “El sistema debería funcionar como está pensado: las EPS implementando modelos de atención efectivos para gestionar el riesgo; las IPS prestando servicios de calidad a los usuarios; una Superintendencia más activa ejerciendo verdadera vigilancia y control de los recursos”.

Silva Manotas también reconoce los beneficios que ofrece el sistema. En su criterio, la Ley 100 ha mejorado muchísimo las condiciones de salud de la población colombiana: pocos países tienen una cobertura de más del 98 por ciento, lo que genera una mejor calidad de vida. “Pienso que lo mejor que le pudo haber pasado a Colombia en términos de salud es la Ley 100, que bien aplicada funcionaría para todos”.

DaVita, una empresa multinacional de Estados Unidos focalizada en el servicio, se especializa en el gerenciamiento de la enfermedad renal. Llegó a Colombia hace 5 años, tiempo durante el cual ha logrado conquistar más del 18 por ciento del mercado de pacientes renales en el país. En América está en Estados Unidos, Brasil y Colombia; también tiene presencia en Europa y en Asia.

El propósito de la empresa es darle un enfoque diferente a la enfermedad renal, por ello, está comprometida con la prevención. “Consideramos que la única manera de ser sostenibles en el mercado es disminuir la incidencia de la enfermedad renal crónica. Por esta razón, nos esforzamos en brindar alternativas de modelos de nefroprotección que eviten la llegada a diálisis. Para los pacientes que se encuentran en diálisis, contamos con modelos que permitan integrar el manejo ambulatorio y hospitalario. Nos dedicamos a construir modelos costo-efectivos a través de verdaderas alianzas con los aseguradores e IPS de todos los niveles”, explica la vicepresidenta comercial.

Líderes de gerenciamiento de la enfermedad renal en Colombia y en el mundo.

En este momento, la multinacional atiende en Colombia más de 5.000 pacientes en terapia de diálisis, más de 5.000 en programas de prevención, ofrece cobertura en 14 ciudades y cuenta con 21 centros de cuidado renal.

Silva Manotas explica que invertir en salud en Colombia es atractivo para las multinacionales porque las posibilidades de servicios son muchas. Pero aclara que infortunadamente los problemas con el flujo de recursos y la inseguridad jurídica y económica del sistema hacen que el mercado pierda parte de su atractivo. “Es de los países donde todas las multinacionales quisieran estar porque tienen todas las formas posibles de prestar nuevas tecnologías, nuevos proyectos, nuevos sistemas. Sin embargo, cuando la cartera del sistema está en general a más de 220 días, se vuelve poco competitivo y vienen los riesgos para las multinacionales”.

VIDEOS MÁS VISTOS

  •  Las lecciones de mis 50 años

    Las lecciones de mis 50 años

    close
  • El ‘youtuber’ de las matemáticas

    El ‘youtuber’ de las matemáticas

    close
  •  El fin de la banda del israelí Assi Moosh, el demonio de Taganga

    El fin de la banda del israelí Assi Moosh, el demonio de Taganga

    close
  • Las grandes discusiones que le faltan a la tributaria

    Las grandes discusiones que le faltan a la tributaria

    close
  • ¿Es la hora de que Duque dé un timonazo?

    ¿Es la hora de que Duque dé un timonazo?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1910

PORTADA

Duque: ¿Llegó el momento de dar un timonazo?

¿Es hora de que el presidente Duque introduzca ajustes en su gobierno? Análisis de SEMANA.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1910

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.