ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×
;
ariasserna

| 5/29/2020 4:11:00 PM

Serena del Mar, oda a la calidad de vida en Cartagena

Lo que empezó como una visión del emprendedor Carlos Haime a finales de los años 60, hoy se materializa en la expansión planeada de la ciudad de Cartagena hacia el norte. Eso es Serena del Mar: un sueño hecho realidad.

Serena del Mar, oda a la calidad de vida en Cartagena Serena del Mar, La Ciudad Soñada, ya es más que un plan: es una realidad. Foto: cortesía Serena del Mar

En el 2011, Serena del Mar aún era una ciudad soñada. Solo estaban los terrenos a unos minutos del centro de Cartagena que el empresario y filántropo Carlos Haime adquirió a finales de los 60 —antes de que existiera la Vía al mar—, con la visión de generar un crecimiento de la ciudad hacia la zona norte. 

Carlos Haime no alcanzó a ver realizado su sueño, pero su legado fue recogido por su hijo Daniel, quien se ha encargado de llevar a la realidad a Serena del Mar.  

El nombre es un homenaje a Venecia. Así lo recuerda Rafael Simón del Castillo, presidente de Novus Civitas. “Debía ser un nombre femenino, ya que la mujer representa el hogar, pero también todas las dimensiones que puede desarrollar la persona: empresaria, deportista, turista, etc. Todas las dimensiones que recoge Serena. También asociamos la serenidad con calidad de vida”, cuenta. 

El homenaje a Venecia —una de las ciudades más queridas por los fundadores— fue el resultado casi necesario de la suma de los factores, ya que su nombre oficial cuando fue ciudad-estado era Serenísima República de Venecia. Así se definió que este desarrollo urbanístico, a orillas del Caribe, atravesado por la vía principal que conecta a Barranquilla con Cartagena, se llamaría Serena. Serena del Mar, La Ciudad Soñada. 

Este desarrollo urbanístico reposa sobre tres grandes pilares: planeación para el futuro, integración a la naturaleza y oportunidades para todos.

Una ciudad para el futuro

Planeación y crecimiento ordenado. Estos no solo son elementos fundamentales del moderno urbanismo, sino que son la hoja de ruta para el desarrollo de Serena del Mar. Rafael Simón del Castillo deja claro que este es uno de los pilares con los que se ha concebido el proyecto. Ya con 2.300 unidades inmobiliarias vendidas en sus 14 proyectos que se encuentran en diferentes etapas (comercialización, construcción y entregas). Adicionalmente, ya se han entregado alrededor de 720 unidades de vivienda y hay cerca de 600 residentes permanentes.

El eje central de la planeación urbana está en la cercanía, permitiendo a los ciudadanos el acceso suficiente a los servicios colectivos (colegios, hospitales, oficinas, salud, comercio, etc.) minimizando así los desplazamientos, con los efectos positivos que esto trae.

 Es así como Serena del Mar cuenta ya con dos colegios, un edificio corporativo con oficinas, la sede Caribe de la Universidad de los Andes y avanza en la última fase de construcción y habilitación de  un hospital de alto nivel —el Centro Hospitalario Serena del Mar - Carlos Haime—, que será operado por la Fundación Santa Fé de Bogotá, y un complejo turístico. 

Bienestar y oportunidades para todos

Tanto la universidad como el hospital han tenido gran relevancia, no solo para la comunidad de Serena del Mar sino para la Universidad de los Andes, institución que lidera los proyectos. Según Óscar Pardo, vicerrector administrativo y financiero de la universidad, “es el proyecto de desarrollo urbanístico más importante del Caribe, en el que vimos la oportunidad de consolidar un ecosistema educativo, atrayendo a estudiantes de todo el caribe colombiano y trabajar de manera articulada con el sector industrial de Mamonal y otros aliados estratégicos nuestros como lo es la Fundación Santa Fé como operador del Centro Hospitalario. Así podemos contribuir al desarrollo del clúster del sector salud, petroquímico plástico, turismo y otras apuestas productivas”.

Lea también: Serena del Mar: un nuevo polo económico en el norte de Cartagena

Serena del Mar fue concebido para generar oportunidades a todas las personas, es así como ha generado hasta hoy cerca de dos mil empleos, contando las actividades de construcción, con perspectivas de seguir aumentando. 

Además, a través de su Fundación, Serena del Mar ha logrado beneficiar el 87% de su zona de influencia —las comunidades de Tierra Baja, Manzanillo del Mar y Villa Gloria—, en temas de desarrollo social, integración ambiental y generación de ingresos.

Todo lo anterior se suma a las facilidades de recreación, turismo y comercio en las que actualmente trabaja Novus Civitas, asegura Rafael Simón del Castillo, para que Serena del Mar se convierta en un espacio de bienestar para todos. Bienestar, eso sí, en balance con la naturaleza.

Convivir con la naturaleza

Los proyectos de la ciudad tienen la premisa de la armonía con el entorno ambiental. El mejor ejemplo de esto son los proyectos de Altozano Resort Residencial y Estuario Condominio Marino, dos desarrollos de alto nivel creados por Arias Serna Saravia, en los que priman los entornos naturales. 

Su arquitecto Fausto Fabara diseñó los dos complejos, uno en la única loma de Serena del Mar —Altozano Resort Residencial— y el otro en medio de uno de los principales cuerpos de agua de la ciudad —Estuario Condominio Marino—, con la visión de que el área construida no superara el 35 por ciento del terreno. Esto deja alrededor del 70 por ciento —80 en el caso de Altozano— de terreno natural para la conservación. 

Lea también: Estuario y Altozano, arquitectura para la vida

Además, se plantea un uso funcional del ecosistema, en el caso de Estuario. Los cuerpos de agua también ofrecen una vía de entrada para el condominio, en el que cada casa tiene un muelle privado para embarcaciones. Esto permite recorrer la salida a la ciénaga de Juan Polo y llegar al mar Caribe desde de la puerta de la casa de sus propietarios. 

Si esto se suma al trabajo que está desarrollando Celsia para encontrar fuentes eficientes de servicios públicos, entre las que destaca el Distrito Térmico que optimiza los sistemas de calefacción y genera ahorros importantes con una reducción sustancial del impacto ambiental, puede decirse que Serena del Mar es un modelo de expansión urbano armónico con el ecosistema.

El sueño de don Carlos Haime para los cartageneros que pronosticaba en los setenta que migrarían hacia el norte de la ciudad es hoy una realidad. La Ciudad Soñada ya dejó ser solo un plan, y hoy atrae la atención como uno de los focos de desarrollo y bienestar más importantes del caribe colombiano.

EDICIÓN 0

PORTADA

Especial: El angustiante ascenso al pico del covid en Colombia

El colapso del sistema hospitalario dejaría al país de cara a la fase más dolorosa y difícil de la pandemia: elegir a quién darle la posibilidad de vivir. En esta serie de reportajes interactivos vea la carrera ciudad por ciudad.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1993

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall