grupo río bogotá

El nuevo hogar de paso para los animales silvestres en Bogotá

Desde noviembre, mamíferos, aves, reptiles y anfibios víctimas del tráfico de fauna en la capital sanarán sus heridas y traumas en un nuevo centro de atención ubicado en Engativá, un espacio de 5.800 metros cuadrados con tecnología de punta.


* Este es un contenido periodístico de la Alianza Grupo Río Bogotá: un proyecto social y ambiental de la Fundación Coca-Cola, el Banco de Bogotá del Grupo Aval, el consorcio PTAR Salitre y la Fundación SEMANA para posicionar en la agenda nacional la importancia y potencial de la cuenca del río Bogotá y  sensibilizar a los ciudadanos en torno a la recuperación y cuidado del río más importante de la sabana.

En lo corrido de este año, más de 3.800 animales silvestres fueron decomisados o recuperados por las autoridades ambientales y policivas de Bogotá en sitios como las terminales de transporte, plazas de mercado, establecimientos comerciales, viviendas y el aeropuerto ElDorado.

Le puede interesar: Tatequieto a frigoríficos que contaminan el río Tunjuelo en Bogotá

Este rescate podría catalogarse como agridulce. Muchos de los animales exhiben en sus cuerpos profundas heridas y cicatrices por los largos años que estuvieron en cautiverio, como aves sin plumas o con los picos limados, felinos con las garras amputadas, tortugas con marcas en sus caparazones y micos con un escaso pelaje.

Bogotá es el mayor centro del tráfico de fauna silvestre en el país. Foto: SDA.

Los instintos silvestres de los animales permanecen ocultos por el constante contacto con el hombre, una interacción que inicia cuando son capturados en su hábitat natural y termina en los hogares de los ciudadanos cuando se convierten en mascotas. La fauna nativa olvida comportamientos como obtener su propio alimento o huir del hombre.

Todos los animales que son víctimas del tráfico de fauna en Bogotá ingresan al centro de fauna silvestre del Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal (IDPYBA) ubicado en la Universidad UDCA, donde médicos veterinarios, biólogos y zootecnistas intentan rehabilitarlos para que regresen a sus sitios de origen.

Muchos de los animales silvestres recuperados no pueden regresar a su hogar nativo por las heridas y traumas causadas por sus captores. Fotos: CAR.

A comienzos de noviembre, estos animales, al igual que las plantas, tendrán un nuevo hogar: el renovado centro de atención y valoración de fauna y flora silvestre de la localidad de Engativá, un terreno de 5.816 metros cuadrados que desde hace más de dos años es renovado por el Distrito para mejorar la calidad de vida de las víctimas de la mano del hombre.

Le puede interesar: Reencuéntrese con la naturaleza en octubre

Así lo anunciaron la alcaldesa de Bogotá Claudia López y la secretaria de Ambiente Carolina Urrutia en una visita realizada por el nuevo centro de fauna y flora silvestre, una obra que presenta un avance del 98 por ciento.

Así será el nuevo hogar de paso de los animales silvestres en Bogotá. Fuente: SDA.

Este centro de atención y valoración será un nicho de investigación y refugio para animales silvestres víctimas de tráfico ilegal, donde se realizará todo el ciclo de atención y rehabilitación para que puedan retornar a su hábitat natural. El nuevo hogar de paso tendrá la capacidad de atender hasta 2.000 animales silvestres”, dijo la alcaldesa.

Le puede interesar: Un vivero que honra las plantas sagradas de los muiscas

El renovado hogar de la biodiversidad afectada por el tráfico ilegal contará con varios espacios, como zonas exclusivas de cuarentena y mantenimiento para reptiles, aves y mamíferos, un bioterio, un laboratorio de flora y xiloteca, área de necropsia para especies no maderables, hospital veterinario, consultorios, un edificio administrativo, cocina y el parque interactivo Torquigua. 

Las aves lideran el ranking de los animales más traficados en Colombia. Fotos: CAR.

El centro de fauna y flora será un espacio para la investigación y generación de conocimiento sobre el adecuado manejo de la biodiversidad de nuestro país. La fauna silvestre encontrará un espacio ideal con calefacción de última tecnología, para regular la temperatura de cada animal, de acuerdo con su hábitat natural, y lograr su recuperación y rehabilitación”, expresó Urrutia.

López le hizo un llamado a todos los bogotanos para que respeten la biodiversidad nacional. “Los animales silvestres deben permanecer en su entorno. Sin embargo, algunas personas piensan que son mascotas y otras actúan de mala fé y los comercializan. Lamentablemente, Bogotá es un gran epicentro nacional de tráfico de fauna”.

El nuevo centro de fauna y flora contará con tecnología de punta para que los animales puedan regresar a su hábitat natural. Fuente: SDA. 

Rehabilitar a los animales silvestres es un proceso que puede tardar años. “La tasa de los animales que incautamos y logramos liberar es muy baja. Por eso, en este nuevo centro de fauna vamos a lograr que más animales puedan regresar a su hábitat natural”, precisó Urrutia.

Le puede interesar: Registran dos nuevas especies de peces en ríos de Chocó

La secretaria de Ambiente precisó que los animales que llegan en muy malas condiciones algunas veces tienen que ser sacrificados o enviados a zoológicos porque no pueden sobrevivir por sí mismos. “Aquí vamos a incrementar considerablemente las posibilidades de liberarlos. Tenemos instalaciones líderes en toda América Latina”.