ambiente

Por una Guajira sin microplásticos: en mayo inicia proyecto que evaluará su impacto en el territorio

La investigación se ejecutará con financiación del Sistema General de Regalías y tendrá un plazo de ejecución de 36 meses.


La actual contaminación causada por el plástico está catalogada como una crisis mundial, de acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. De los 9.300 millones de toneladas de plástico que se produjeron entre 1950 y 2017, 7.000 millones se convirtieron en residuos y desechos. A esta problemática se suman los conocidos microplásticos, que se disgregan en fragmentos cada vez más pequeños y se dispersan con mayor facilidad por el planeta, siendo los ecosistemas marítimos unos de los más afectados.

Esta realidad de contaminación por plásticos y otros residuos sólidos afecta al departamento de La Guajira, y más específicamente a los municipios de Uribia, Manaure y Riohacha. Es por esto que desde la Universidad de La Guajira, y con el apoyo y cooperación de la Universidad del Atlántico, el Instituto Nacional de Formación Técnica Profesional de San Juan del Cesar y Parques Nacionales Naturales de Colombia, se llevará a cabo el primer estudio relacionado con la presencia de microplásticos en cuerpos de agua, biota y zonas costeras en este departamento.

El Santuario de Fauna y Flora Los Flamencos es una reserva natural donde habitan 25 especies endémicas.
El Santuario de Fauna y Flora Los Flamencos es una reserva natural donde habitan 25 especies endémicas. - Foto: Cortesía Uniguajira

El proyecto se realizará en el Santuario de Fauna y Flora Los Flamencos, más conocido como la ‘perla’ ambiental y cultural de La Guajira, una reserva natural donde habitan 25 especies endémicas que es potencia ambiental y turística de la región.

De acuerdo con Andrés Galindo Montero, docente de Uniguajira, miembro del Grupo de Investigación en Sistemas Ambientales (GISA) y líder del estudio, “este es un tema coyuntural en nuestro contexto debido a que los microplásticos son uno de los contaminantes de mayor cuidado por los riesgos que generan para los ecosistemas marinos y la salud humana, lo cual empeora por la falta de estudios científicos que nos permiten tomar decisiones y ejecutar acciones basadas en la realidad”.

Otro de los alcances de la investigación es poder involucrar y trabajar de la mano de las comunidades indígenas wayúu y afroguajiras que ocupan este territorio con el fin de promover el liderazgo entre sus miembros. Galindo agrega que esta población estará incluida en cada una de las etapas, fundamentalmente porque conocen de primera mano la región y por ser quienes reciben a los visitantes. “Realmente lo que buscamos es construir conocimientos conjuntos, y gestar procesos de capacitación y aplicación de estrategias para el manejo de los residuos sólidos”, explica.

Por su parte, Raúl Andrés Pushaina Epieyú, wayúu y guía turístico del Santuario de Flora y Fauna Los Flamencos, explica que los niveles de contaminación que se pueden observar en esta reserva se deben principalmente al mal manejo del saneamiento básico; la falta de herramientas apropiadas como rastrillos, bolsas plásticas, guantes, machetes y buenos zapatos; y sobre todo, la falta de conciencia ciudadana. “Los camiones de la basura no se llevan los residuos que se retiran de las aguas de la laguna ni del mar porque dicen que dan mal olor y los daña por la sal, por lo que la comunidad ha perdido interés en recogerlos”, afirma.

Raúl Pushaina, wayúu y guía turístico del Santuario de Flora y Fauna Los Flamencos.
Raúl Pushaina, wayúu y guía turístico del Santuario de Flora y Fauna Los Flamencos. - Foto: Cortesía Uniguajira

Como parte de sus responsabilidades como guía turístico, Pushaina Epieyúse se encarga de explicarles a la comunidad y a los visitantes que no se puede dejar basura de ningún tipo, “ni siquiera cáscaras de frutas, pero no hacen caso y cada vez hay más contaminación; al terminar los tours, recojo lo que más puedo y lo deposito en las canecas”. Sin embargo, en ocasiones hasta ellos advierten sobre la cantidad de bolsas plásticas enredadas en las ramas de los árboles, “están pariendo bolsas, nos dicen, pero nosotros no tenemos las herramientas para poder bajarlas y clasificarlas”, agrega.

Resultados que se esperan

Desde Uniguajira buscan que a partir de este estudio teórico y científico se dé soporte a las acciones de limpieza del medio ambiente, la promoción de la conciencia ciudadana y se lleven a cabo estrategias para mitigar el cambio climático en La Guajira, un departamento ampliamente afectado por la contaminación. Adicionalmente, esta problemática impacta negativamente al turismo y al paisajismo, motores de la región.

Otra de las estrategias clave será fomentar la cultura ambiental en la población y crear espacios educativos para promover mucho más la conciencia sobre el uso y el desuso de los residuos sólidos plásticos.

La presencia de microplásticos en La Guajira impacta negativamente al turismo y al paisajismo, motores de la región.
La presencia de microplásticos en La Guajira impacta negativamente al turismo y al paisajismo, motores de la región. - Foto: Cortesía Uniguajira

El proyecto, que evaluará la calidad medioambiental por microplásticos, se ejecutará con financiación del Sistema General de Regalías. Iniciará su primera fase en mayo y tendrá un plazo de ejecución de 36 meses. Su desarrollo permitirá el fortalecimiento del trabajo interdisciplinario entre grupos de investigación de las instituciones participantes, a partir de la formación del capital humano en investigación científica (dos estudiantes de maestría y siete estudiantes de pregrado) y generación de nuevo conocimiento.

Lea también: Reconocer la diversidad cultural, indispensable para ordenar la costa Guajira

Le puede interesar: Parques Tecnológicos Ambientales. Así se recuperan más de 1,4 millones de toneladas de residuos al año